Colmex, su peor crisis en casi 70 años

viernes, 25 de enero de 2008
México, D F, 28 de enero (apro-cimac)- El Colegio de México (Colmex), uno de los más prestigiados centros educativos del país, fundado por el doctor Alfonso Reyes, enfrenta una de sus peores crisis en sus 68 años de vida: el reciente despido injustificado de dos profesores provocó una inusual rebelión dentro de la comunidad académica que, por primera ocasión, cuestiona abiertamente los mecanismos de rendición de cuentas y toma de decisiones del actual presidente de la institución, Javier Garciadiego Dantán Araceli Damián, secretaria general del sindicato de profesores del Colmex (Siprincolmex) cuenta que con el argumento de llevar a cabo un proceso de "reestructuración" en los programas y centros de estudios, el presidente del Colmex comenzó a remover personal, pasando por alto, dice, los propios estatutos internos de la institución "En el Colmex se está volviendo una norma que las decisiones se concentren en una sola persona", acusa De acuerdo con la información disponible en su página web, el Colmex está presidido por una junta de gobierno, conformada por siete académicos, quienes se encargan de designar al presidente de la institución Además, cuenta con un Consejo Académico que tiene como función revisar los programas y planes de estudio Este Consejo sesiona por convocatoria del presidente Otro órgano de poder --el más importante dentro del Colegio-- es la comisión dictaminadora, conformada por académicos de los siete centros de estudios que componen la institución y un integrante designado por el presidente en turno Una de las facultades de la comisión dictaminadora es, precisamente, apunta la dirigente sindical, avalar los nombramientos de los profesores investigadores y la de contratar personal, previa evaluación a cargo de las comisiones de los siete centros de estudios: Históricos, Lingüísticos y Literarios, Económicos, Internacionales, Demográficos, Urbanos y Ambientales, Sociológicos, y de Asia y África Con base en dichos procedimientos, Araceli Damián reitera: "Está claro que la dirección del Colmex no está respetando los estatutos, que las decisiones se están tomando a criterio personal del presidente" La mejor prueba de ello, dice, es el despido injustificado de dos profesores que tenían 12 y 20 años de antigüedad en el Colmex Pero no es todo Según la secretaria general del sindicato de profesores de ese centro de estudios, la estabilidad laboral se ha visto trastocada por el sistema de contrataciones que lleva a cabo Garciadiego Dantán Explica: "No se están agotando los procedimientos del estatuto del personal académico del Colegio en el caso de recontrataciones de los profesores investigadores o permanencia; hay irregularidades en la estabilidad laboral de los compañeros porque están firmando contratos anuales y eso está afectando la promoción a categorías y niveles superiores" Problemas de interpretación La también investigadora del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales, afirma que a pesar de la división de criterios que existe en la interpretación de los puntos relacionados con la contratación y promoción del personal docente ?artículos 34 y 37 de los estatutos--, el presidente del Colmex se ha arrogado esa facultad para sí Dice que no obstante que el Colmex cuenta con consejos académicos y comisiones evaluadoras y dictaminadoras, "también en eso Garciadiego ha antepuesto sus opiniones personales" En la entrevista, Araceli Damián lamenta la situación por la que atraviesa el Colmex "Por primera vez, la comunidad académica enfrenta una situación inestable por los despidos y por los criterios unipersonales que se están tomando para decidir la promoción de categorías; el presidente asegura que tiene derecho a desconocer los dictámenes de las comisiones evaluadoras y de basarse en el que más le convenga" Despidos Adriana Ortiz Ortega, quien hasta el año pasado estuvo al frente del Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer (PIEM), primero en su tipo en México y que este año cumple 25 años de su fundación, coincide con la secretaria general del sindicato de profesores del Colmex Sostiene que las actuales estructuras de gobierno de la institución "no funcionan porque no ejercen un contrapeso" al poder que se ha ido centralizando en una sola persona, la del presidente en turno Sin embargo, dice que ese centralismo se ha acentuado desde que Garciadiego Dantán fue designado presidente del Colegio de México, el 20 de septiembre de 2005 En entrevista, establece que la poca transparencia que priva en diferentes estructuras y el poder concentrado en una sola persona "han abierto la puerta a la impunidad" en el Colmex Ortiz Ortega dejó la institución a fines del año pasado luego de tres años de coordinar el Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer (PIEM) A pesar que tenía posibilidad de buscar la reelección, Garciadiego decidió no renovar su contrato La dirigente sindical recuerda que el presidente del Colmex le notificó a la profesora Ortiz Ortega su despido vía epistolar, en lugar de hacerlo personalmente Lo que más le molesta es, sin embargo, que Garciadiego haya pasado por alto el dictamen de la comisión dictaminadora que evaluó el trabajo desarrollado por Adriana Ortiz y consideró que había tenido un buen desempeño al frente del PIEM Cuenta que el propio sindicato ha enviado varias solicitudes a la presidencia el Colmex para que reconsidere su postura en ese caso, pero la respuesta ha sido negativa en todos los casos Ante tal situación, Araceli Damián no duda que el caso de Ortiz y del resto de los profesores inconformes por su actual situación laboral pueda llegar a los tribunales Subraya que lo único que los profesores estamos pidiendo es respeto a "nuestros derechos laborales, a los estatutos y a la leyes" El conflicto laboral en el Colmex ya escaló a tal grado que la planta docente discute la posibilidad de realizar un foro abierto para analizar el futuro de uno de los centros académicos de más prestigio en México Por lo pronto, el pasado jueves 24 la comunidad académica acordó, en asamblea, demandar la reinsolación de la profesora Adriana Ortiz Ortega

Comentarios