Ajedrez contra el alzhéimer

viernes, 11 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 11 de junio (apro).- El sábado pasado –5 de junio-- hubo una conferencia a cargo del jefe de prensa del torneo de León, España, Leontxo García, también conocido como “el hombre que nunca descansa”. A las 12 en punto el conferenciante comenzó su charla, cuyo título fue “Jaque al Alzhéimer”, todo esto en la Casa de la Cultura de León.

Leontxo García nos habló de los “abuelos ilustres” del deporte ciencia, de “experimentos humanos”, para resumir, finalmente, las “10 razones para apoyar el ajedrez”, para aquellos que aún creen que se necesitan más argumentos para apoyar el ajedrez.

De los “abuelos ilustres”, García dijo que son el mejor ejemplo para subrayar que el ajedrez mantiene la mente joven hasta muy avanzada edad; subrayó que hasta la fecha sólo sabe de cuatro casos de jugadores de ajedrez que han padecido Alzhéimer o una enfermedad de déficit mental comparable; y ningún caso de gran maestro.

Entre los “abuelos ilustres” figuraban Lilienthal (cuya mujer tenía 30 años menos que él y de la cuál se quejó en alguna ocasión: “¡Es que es demasiado vieja para mí!”); Korchnoi (quien ha tenido una vida muy dura, pero lo ha sobrevivido y aguantado todo, y hoy en día todavía sigue jugando de manera activa, a pesar de su elevada edad); Smyslov (el sinónimo de la placidez y armonía, quien a los 63 años se enfrentó con Kasparov por el título mundial); Najdorf (“el prototipo de la vitalidad”, a pesar de que su familia fue sido asesinada por los nazis y él se salvó porque estaba jugando en la Olimpiada de Ajedrez en Argentina; dos veces batió el récord del mundo de ajedrez simultánea a la ciega, contra 40 y 45 rivales en Rosario, Argentina y en Brasil); finalmente termino con Benko y Schwartzman, quienes a los 99 y 100 años de edad, respectivamente, disputaron una partida en el Club Argentino de Ajedrez.

A continuación contó Leontxo de los últimos resultados y conocimientos científicos sobre el efecto preventivo del ajedrez contra la demencia senil del tipo Alzhéimer y otros deterioros cognitivos y trastornos conductuales.

Con respecto a los “experimentos humanos”, Leontxo García mencionó el caso de un señor inglés, ajedrecista, que padecía Alzhéimer, pero todavía se las arreglaba para vivir solo y sin ayuda ajena. Cuando de repente falleció en un accidente de coche y le hicieron una autopsia, resultó que el hombre tenía Alzhéimer en estado final y no en fase inicial, tal y como se había sospechado por su conducta. Es decir, quizá el ajedrez sirva también para retrasar el desarrollo de dicha enfermedad.

Además informó de los resultados en distintas clínicas especializadas. En el hospital Albert Einstein, de Nueva York, se realizó un estudio con 488 sujetos entre los años 1980 y 2010. Los mejores resultados para evitar el Alzhéimer resultaron ser: ¡el ajedrez y el baile!

Otro estudio se ha realizado en el hospital clínico de Valencia, en este caso con 120 personas (entre 2006 y 2007), de las cuales, 60 jugaron al ajedrez y los otros 60 no. Los resultados fueron asombrosos: 65 % de los “ajedrecistas” incluso aumentó su potencia cognitiva, a una edad de 55 años y más. Los “no ajedrecistas”, en cambio, no mostraron ningún aumento.

Con la ayuda del neurólogo donostiarra Felix Martín Marsó, Leontxo reunió a 40 especialistas para comentar con ellos sus estudios sobre el tema del ajedrez como herramienta para prevenir el Alzhéimer.

Después de que Leontxo les hubiera expuesto sus experiencias e ideas al respecto, los médicos le siguieron haciendo preguntas durante hora y media más. Al final el doctor Marsó concluyó que, desde luego, la práctica frecuente del ajedrez era el “mejor gimnasio para el cerebro”. Eso podría ser un aspecto importante y fuerte argumento a la hora de solicitar a los gobiernos la incorporación del estudio y práctica del ajedrez en los colegios, para así empezar, desde muy joven, a jugar al ajedrez, porque siempre es más barato prevenir que curar.

En Extremadura se realizó un estudio con 63 personas mayores de 55 años de edad. El grado de satisfacción final fue impresionante: 100%. Igualmente se quedaron muy satisfechos los alumnos y profesores de un colegio de elite en Jerez de la Frontera que habían trabajado durante cinco años el ajedrez en la educación: 87% se quedó muy satisfecho con el resultado.

Las diez razones que se esgrimieron entonces, para apoyar el ajedrez fueron:

 

1) Desarrolla la inteligencia

2) Es útil contra el Alzhéimer

3) Utilidad social

4) Internet: es el único deporte que se puede practicar por internet

5) Universal: no importan idiomas, ni cuestiones étnicas, etcétera.

6) Barato: el material que se requiere es barato, ¡pero un amigo no tiene precio, por supuesto!

7) Imagen positiva

8) Ciencia - Prodigio - Arte

9) Historia (el ajedrez tiene quince siglos de historia documentada)

10) Personajes interesantes.

Al final del coloquio hubo una rueda de preguntas del público que, igualmente, fue muy interesante y trató temas como por qué hay tan pocas mujeres en la cima mundial, o si el estrés puede causar Alzhéimer, entre tantas cosas más.

 

jpa

---FIN DE NOTA---

/v/v/