Alemania humilla a Argentina

sábado, 3 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 3 de julio (apro).- Alemania humilló a Argentina y la eliminó de la Copa del Mundo. Sólo le metió cuatro goles y no recibió ninguno.

Los teutones se fueron al descanso con un gol de ventaja, pero en el complemento, después de un arranque errático dieron un baile a los soberbios argentinos que en este Mundial nunca se mostraron como equipo y dependieron siempre de sus intermitentes individualidades.

Thomas Muller, uno de los mejores jugadores de este Mundial abrió el marcador al minuto 3, al ganar con la cabeza el cobro de un tiro libre.

Con la ventaja, Argentina quiso apurar el trámite, pero Lionel Messi y compañía no pudieron generar una ocasión clara de gol a lo largo de los 90 minutos.

Aún así, el primer tiempo fue equilibrado y en momentos con un muy buen nivel futbolístico.

Para el complemento, Argentina salió a comerse el balón ante una Alemania que parecía haber regresado al terreno de juego medio adormilada.

Sin embargo, cuando peor se mostraba Alemania, una jugada de Thomas Muller quien tirado tocó al hueco para Lukas Podolski, acabó en el segundo gol cuando Klose simplemente punteó el esférico a las redes. Era el minuto 67.

Y los alemanes no perdonaron. Siete minutos después, una gran jugada individual de Bastian Schweinsteiger quien burló a tres argentinos, llegó a la linea de meta y tocó el balón para la llegada de Arne Friedrich significó el lapidario 3-0.

Entonces, Alemania le empezó a recetar un baile a Argentina que no atinaba a nada.

Finalmente al minuto 87, Podolski tocó a Mesut Ozil, otro de los importantes de esta selección teutona, quien tocó a Klose para que el cazagoles metiera el humillante 4-0.

Es la tercera vez en este Mundial que Alemania mete cuatro goles; ganó 4-0 a Australia en su debut, venció 4-1 a Inglaterra y ahora 4-0 a Argentina.

Klose llegó a 14 goles en Copas del Mundo y a cuatro unidades en Sudáfrica, las mismas de Muller.

Lionel Messi, sin duda el mejor jugador del mundo, se fue inédito en este su segundo Mundial, sin gol y sin hacer diferencia en su equipo.

Maradona demostró finalmente que si Argentina avanzó a esta instancia fue producto de las grandes individualidades que tiene su escuadra, a la debilidad de algunos de los equipos a los que se enfrentó y hasta gracias a una que otra ayuda arbitral.

De esta manera Alemania espera en la semifinal del Mundial al ganador del duelo Paraguay-España.