España es finalista; vence 1-0 a Alemania

miércoles, 7 de julio de 2010

México, D. F., 7 de julio (apro).- España se metió por primera ocasión a la final de una Copa del Mundo. Venció 1-0 a una desconocida Alemania con un sólido frentazo de Carles Puyol y disputará la corona ante Holanda, el domingo en Johannesburgo.

Pase lo que pase, el domingo una de las selecciones finalistas levantará por primera vez el título mundial.

En la víspera del trascendental cruce el pulpo Paul –popular por acertar todos los resultados del equipo teutón en la presente Copa del Mundo-, pronosticó el triunfo español. Y tuvo razón:

Con todos los merecimientos, España escribió el capítulo más glorioso en sus participaciones mundialistas sobre una Alemania que no fue ni por asomo el equipo que deslumbró en esta Copa del Mundo, literalmente borrado por el representativo que conduce Vicente del Bosque.

El espléndido cabezazo del barcelonista Puyol al minuto 73, tras el cobro de un tiro de esquina, fue apenas el colofón del mejor juego ofrecido por la Furia roja en el mundial sudafricano.

Fue el segundo tiempo donde los españoles cambiaron el rumbo de la historia.

Los discípulos de Del Bosque no sólo dominaron el periodo complementario, sino que encontraron las oportunidades más claras de gol ante la complacencia del adversario, que venía de golear a Argentina.

España puso sobre el césped del estadio de Durban todo su repertorio –control del esférico, sobre todo- con tal de materializar su sueño mundialista.

Y desde los primeros compases del encuentro, Busquets y Xavi Alonso polarizaron el dominio de la pelota, y del juego.

El primer arribo de los españoles al arco de Neuer fue un servicio preciso de Busquets que Villa punteó cerca del arco alemán.

El propio Puyol remató con un frentazo el balón que se fue por encima de la portería. Fue apenas un aviso.

Alemania, en cambio, naufragó sin encontrar la manija del juego. Y esta vez ni el baluarte Schweinsteiger, ni tampoco Khedira, tuvieron la estafeta.

Sólo cuando adelantaron líneas llevó peligro a la meta del capitán Iker Casillas, los alemanes encontraron su más clara opción de anotar, al minuto 68, cuando Cross desaprovechó la asistencia de Podolski.

Por su lado, España siguió con su mismo libreto, que tuvo su mejor expresión al 73, cuando Puyol apareció por el centro del área para clavar el frentazo que significó el pase a la histórica e inédita gran final.