Da Semarnat luz verde al Estadio de Rayados en Nuevo León... con condiciones

sábado, 6 de agosto de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) entregó a Femsa anoche el permiso para la construcción del Estadio de Futbol Monterrey en terrenos del bosque de La Pastora, en Guadalupe. Mediante un comunicado liberado este viernes por la noche, la delegación en Nuevo León de la dependencia federal informó que entregó “de manera condicionada” el permiso a una superficie de 187 mil 499 metros de una superficie total de 245 mil metros en el terreno boscoso ubicado a un lado del río La Silla, el único afluente vivo del área metropolitana. En el boletín se informa que el resolutivo en materia de impacto ambiental es el 19/MP-0198/05/11 y el de cambio de uso de suelo el 19/DS-0199/05/11, a favor del promovente Fideicomiso Empresarial No F/396 Bank of America México, S.A., Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero Bank of America División Fiduciaria, creado para la administración del estadio para 50 mil espectadores, patrocinado por Fomento Económico Mexicano, empresa propiedad del club de futbol Rayados de Monterrey. El resolutivo establece que el promovente cuenta a partir de esta fecha, con 165 días para cubrir la propuesta de preparación del sitio donde se construirá el coso de 2 mil 185 millones de pesos al pie del Cerro de la Silla. “La Semarnat podrá exigir a la promovente el otorgamiento de instrumentos de garantía para el cumplimiento de las condicionantes establecidas en esta resolución, cuando durante la realización de las obras pueda identificarse algún daño al ecosistema”, dice el documento. Este viernes el Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable Núcleo Nuevo León había recomendado Semarnat negar el permiso para la construcción por los daños a la naturaleza que provocará en terrenos del bosque de La Pastora, en Guadalupe. Mediante un texto de seis páginas firmado el jueves en sesión extraordinaria, los integrantes del consejo, integrado a Semarnat, expusieron una serie de factores ecológicos y de seguridad por los que no debe ser construido a una orilla del río La Silla, el único afluente vivo de la zona metropolitana de Monterrey. Los consejeros de Nuevo León advertían de los peligros que implica la construcción del inmueble en el bosque debido a las crecidas que pueden ocurrir con fenómenos meteorológicos de alto impacto, como la tormenta tropical Alex, que devastó Nuevo león el 1 de julio del 2010 y que afectó visiblemente el cauce del río. Femsa había buscado el permiso para el estadio desde que dio a conocer el plan de su construcción en septiembre del 2008. Desde entonces, el permiso había sido rechazado en dos ocasiones.

Comentarios