Guadalajara, eliminada como sede de los JOJ; falta de garantías financieras, la causa

miércoles, 13 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Por falta de garantías financieras, la Comisión Ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI) descartó la candidatura de la ciudad de Guadalajara como sede de los Juegos de la Juventud que se llevarán a cabo en 2018. La justa deportiva congrega a jóvenes de 14 a 18 años de edad en un programa deportivo similar al de los Juegos Olímpicos, aunque con un número menor de pruebas. De acuerdo al informe que presentó el presidente del COI, Jacques Rogge, al término de la reunión de la Comisión Ejecutiva de dicho organismo, Guadalajara reconoció que solo cuenta con el 83% del dinero que se necesita para cubrir los gastos de organización y que provendrían del gobierno estatal, aunque dichos recursos no están plenamente garantizados. La propuesta de Guadalajara ofrecía obtener 6.6 millones de dólares de ingresos por concepto de entradas, lo cual fue considerado por el COI como “optimista”. “Mientras que el gobierno mexicano, a través de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), ha garantizado que asume el respaldo financiero en la eventualidad de programas adicionales de recaudación de fondos en el caso de que el patrocinio y las ventas de boletos no alcancen el nivel deseado, no hay una referencia expresa a la cobertura de cualquier desequilibrio económico en el presupuesto del Comité Organizador”, dijo Rogge. El informe del grupo de trabajo encargado de evaluar a las ciudades candidatas reveló que aunque los tres niveles de gobierno en México han ofrecido garantías legales para la organización de la cita deportiva, “un significativo número de garantías solicitadas por el COI no aparecen o no se reflejan en los compromisos del informe presentado por la candidatura”. El informe también refiere que el acuerdo de mercadotecnia de los JOJ “comienza un año antes de lo solicitado, no contiene detalles suficientes, y no ofrece ninguna información sobre cómo se dividirán los ingresos entre el Comité Organizador de los Juegos y el Comité Olímpico Nacional. No se han dado garantías en relación con la participación incondicional del COI en los programas de marketing”. Jacques Rogge sentenció: “analizamos y vimos un potencial problema con las garantías financieras. Por supuesto este es un tema importante”. Después de haber sido sede de los Juegos Panamericanos de 2011, los gobiernos municipal y estatal de Guadalajara y Jalisco presentaron la candidatura para obtener la organización de los JOJ 2018. El saldo de los Panamericanos fue negativo: dejó una deuda de mil 500 millones de pesos a proveedores, además de que tampoco hay cuentas claras de la manera cómo fueron dilapidados los más de 10 mil millones de pesos que costó operarlos. Las dudas financieras también dejaron fuera del corte final a Rotterdam. Las ciudades que mantienen vivas las esperanzas de ser consideradas sedes son: Buenos Aires, Medellín y Glasgow. El próximo 4 de julio se definirá a la ganadora. En 2011, la ciudad de Guadalajara organizó los Juegos Panamericanos, cuya organización ocasionó un boquete financiero a la entidad de al menos 12 mil millones de pesos que incluso causó la baja en la calificación crediticia y pesará en las finanzas locales en los próximos 20 años. A mediados de enero último, el Congreso local aprobó un empréstito de hasta por 2 mil 440 millones de pesos que solicitó el gobierno de Emilio González Márquez. Según la página de transparencia del gobierno estatal, hasta el 30 de noviembre pasado el adeudo total era de 17 mil 619 millones, así que con el nuevo crédito se eleva a más de 20 mil millones, cuando al inicio del sexenio era de 4 mil 99 millones. La solicitud de crédito que González Márquez envió al Poder Legislativo era inicialmente por 3 mil 200 millones, pero la Comisión de Hacienda le rasuró 757 millones 455 mil 494 pesos que presuntamente se emplearon en la construcción de las Villas Panamericanas, así como 9 millones 974 mil 165 destinados al rubro de Estudios y Proyectos. En ambos casos los diputados consideraron que no se acataba la Ley de Deuda Pública del Estado de Jalisco y sus Municipios sobre la inversión pública productiva, toda vez que esos montos no eran para obras, y eventualmente la Villa Panamericana contaría con su propia fuente de pago. De todas formas, salvo los cinco diputados de Movimiento Ciudadano (MC) y dos del PAN, el resto (PRD, PRI y PAN) respaldó la aprobación del crédito. El Ejecutivo quedo autorizado así para recurrir a la institución bancaria que ofrezca las mejores condiciones para saldar el débito “quirografario” por mil 400 millones de pesos que adquirió con el Banco Interacciones, propiedad de Carlos Hank Rhon, hijo mayor del fundador del Grupo Atlacomulco. El monto aprobado comprende mil 317 millones 976 mil 923 pesos para infraestructura deportiva; 279 millones 302 mil 484 para infraestructura aledaña, y 842 millones 551 mil 146 para equipamiento. A pesar de la baja en la calificación crediticia de Jalisco por parte de las calificadoras Fitch Ratings (de A+ a D) y HR Ratings (de A+ a HR D) a fines del año pasado, confió en que el costo del servicio de la deuda pasaría de 2.2% del presupuesto anual a 2.5%, lo que mantendrá a la entidad en márgenes aceptables a nivel internacional. El martes 15, cuando se aprobó el crédito, Martín Mendoza declaró en el programa Atando cabos, que conduce Denise Maerker en Radio Fórmula, que la Comisión Nacional del Deporte (Conade) comprometió en forma verbal al menos mil millones de pesos para los Panamericanos, pero no los entregó. La conductora cuestionó por qué confiaron en un dicho y no calcularon el costo real. Mendoza replicó que ese tipo de competencias “en todo el mundo las han organizado los gobiernos nacionales, con recursos nacionales. De ahí partió todo, aquí no podía ser la excepción”. Admitió que se quedaron pendientes gastos de logística y promoción, entre ellos el pago a diversas empresas extranjeras, pero evitó nombrarlas.

Comentarios