Empresario de la construcción se presenta como nuevo dueño del Querétaro

jueves, 8 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Todavía sin recibir el aval de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), el arquitecto Miguel Ángel Sánchez, empresario del ramo de la construcción, se presentó esta mañana como nuevo propietario de la franquicia de los Gallos Blancos del Querétaro, equipo que está intervenido por el SAE (Sistema de Administración y Enajenación de Bienes de la Secretaría de Hacienda) por problemas legales del anterior dueño, Amado Yáñez. Yáñez permanece arraigado por la PGR porque su empresa Oceanografía está acusada de falsificar contratos de Pemex para defraudar a Banamex. En conferencia de prensa celebrada en Querétaro, el nuevo dueño del equipo aceptó que el acuerdo de compra-venta se cerró el pasado 8 de abril a través de la empresa Servicios Marla S. A. de C. V., en consenso con la esposa de Yáñez, Verónica González, quien funge como apoderada de la franquicia de futbol. Precisó que para ello su empresa recibió la autorización de la Secretaría de Hacienda y que las fotocopias del contrato ya las tiene el SAE. Trascendió que el contrato de compra-venta se cerró en 25 millones de dólares, en contraste con los 11 millones de dólares que Yáñez pagó al inicio del torneo anterior. Sánchez sostuvo que Verónica González “también puede notificar que todos los papeles están en orden. Se les ha mandado fotocopias a todos los involucrados, tanto a la Federación Mexicana de Futbol como al SAE, que todavía tiene intervenido al equipo”. Mientras tanto, el gobernador de la entidad, José Calzada, solicitó a las autoridades federales como a los directivos de la Femexfut que “se aseguren de avalar la honorabilidad” de los nuevos dueños del equipo, sin importar de quiénes se trate. En entrevista con el periódico Reforma, Calzada reconoció que no le han informado sobre la compra-venta del club. Y aceptó que se ha comunicado a las oficinas del gobierno federal y de la propia Femexfut para hacerles saber la posición del gobierno del Estado, que pretende que las personas que reciban el aval de las autoridades se comprometan a mantener la franquicia en la entidad. “Hemos cumplido y cubierto en tiempo y forma todos los requisitos administrativos, legales, de fiscalización y transparencia que nos han marcado las autoridades correspondientes a fin de adquirir de manera responsable y leal los derechos de administración y operación del club Gallos blancos de Querétaro”, afirmó Miguel Ángel Sánchez en conferencia de prensa. Sánchez dijo que representa un grupo de cuatro inversionistas. “Todos somos profesionistas egresados de prestigiosas universidades de México que conformamos un grupo de trabajo sólido en el ramo de la construcción”. El empresario abundó: “hemos acreditado ante las autoridades no sólo la solvencia económica y financiera del grupo empresarial” y que ahora únicamente espera el respaldo a su proyecto. El próximo lunes se decidirá la posición de la Femexfut durante la reunión del Consejo de Dueños. El primer acercamiento de Miguel Ángel Sánchez con el futbol profesional puso en entredicho su reputación, cuando intentó comprar la franquicia de Ballenas de Galeana, en la Liga de Ascenso con un cheque sin fondos. Cuestionado por los medios al respecto, y en su deslinde, el empresario dijo que en ningún momento intentó comprar al equipo, sino que se trató de un fallido patrocinio porque el propietario del Galeana, Alejandro Villareal, no cumplió con el acuerdo de proporcionarle la documentación respectiva. Dijo incluso que una de las razones que lo orillaron a no invertir en el citado equipo fueron los señalamientos a Alejandro Villareal, por presunto lavado de dinero. El empresario Alejandro Burillo era uno de los más interesados en adquirir la franquicia del Querétaro.

Comentarios