La UNAM conmemora 70 años de que se inició la construcción del Estadio Olímpico

jueves, 6 de agosto de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A 70 años de la colocación de la primera piedra del Estadio Olímpico Universitario, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) recordó que esta “maravilla de la arquitectura mexicana” ha sido testigo de emocionantes encuentros deportivos y sucesos trascendentales a nivel nacional e internacional. En un comunicado, la UNAM definió a este inmueble como un valioso documento pétreo que recoge el panorama deportivo mexicano desde mediados del siglo XX y que continúa siendo uno de los símbolos de la universidad. La máxima casa de estudio recordó que la construcción de esta “maravilla de la arquitectura mexicana”, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, comenzó el lunes 7 de agosto de 1950 en parte del territorio donde corrió la lava del volcán Xitle, y lo que ahora es la avenida Insurgentes Sur, una de las más largas del mundo. “En la construcción empleamos el magnífico material que teníamos a la mano, la misma tierra en donde iba a ser levantado”, dijo en su momento el arquitecto Carlos Lazo, gerente del proyecto de construcción de Ciudad Universitaria, al referirse a la forma en la que se aprovechó el hundimiento natural del terreno para excavar y remover más de mil metros cúbicos de roca fija, tierra y tepetate que luego dieron forma al estadio. [caption id="attachment_641743" align="aligncenter" width="554"]Foto: UNAM construcción estadio Foto: UNAM[/caption] De acuerdo con la UNAM, el estadio fue la primera obra en ser concluida en Ciudad Universitaria, a pesar de que su construcción se inició a la par de la Facultad de Filosofía y Letras y de las escuelas nacionales de Jurisprudencia y Economía, hoy facultades de Derecho y Economía. El estadio fue inaugurado formalmente el 20 de noviembre de 1952 en la apertura de los II Juegos Juveniles Nacionales y ante la presencia del entonces presidente Miguel Alemán y del rector Luis Garrido. Sin embargo, la universidad explica que para muchos la apertura ocurrió nueve días después, cuando el estadio albergó por primera vez el clásico de futbol americano Pumas-Poli, en donde el conjunto universitario venció al equipo guinda y blanco 20-19. https://www.proceso.com.mx/479150/unam-debe-transparentar-beneficios-uso-pumas-del-estadio-olimpico-inai La universidad destacó que el trazo del estadio, realizado por Augusto Pérez Palacios, fue resultado del análisis comparativo de diversas estructuras dedicadas a la práctica deportiva y la adopción de las teorías de Gavin Hadden, ingeniero estadunidense, para el mejor acomodo de los espectadores. Asimismo, resaltó que el proyecto, asignado a Pérez Palacios, Raúl Salinas Moro y Jorge Bravo y construido por poco más de 10 mil obreros, tuvo un costo de 28 millones de pesos y fue un precedente a nivel mundial en el uso de nuevos insumos para la pista como el tartán, y también en instalaciones adecuadas en vestidores, baños y atención médica para los deportistas. Entre los sucesos ocurridos en sus instalaciones, la UNAM recordó los Juegos Deportivos Panamericanos de 1955 y 1975; los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1954 y 1990; la XIX edición de los Juegos Olímpicos; la Universiada Mundial de 1979; y el Mundial México 1986. [caption id="attachment_641745" align="aligncenter" width="1074"]Foto: UNAM Juegos Olímpicos Foto: UNAM[/caption] La universidad recordó que en este espacio, durante los Juegos Olímpicos de 1968, la atleta mexicana Enriqueta Basilio Sotelo, campeona en los 80 metros con vallas y 400 metros, se convirtió en la primera mujer en la historia en portar la antorcha olímpica para encender el fuego del pebetero. También el momento en el que los atletas afroamericanos Tommie Smith y John Carlos agacharon la cabeza y levantaron el puño enfundado en un guante negro, símbolo del movimiento Black Power, al escuchar el himno de Estados Unidos, durante la entrega de medallas de los 200 metros planos. https://www.proceso.com.mx/555027/historia-de-un-indignante-intento-de-censura La universidad recordó que el estadio ha sido escenario de las glorias de los juegos clásicos de futbol americano, casa del Club Universidad Nacional en el balompié, escenario de películas, e incluso repositorio de la ayuda en especie que la sociedad ha donado durante sismos y desastres. https://youtu.be/ehLKarerE_w Ante la contingencia sanitaria que atraviesa el mundo y nuestro país y que ha impedido la realización de eventos masivos, la universidad concluyó diciendo que ahora, el Estadio Olímpico Universitario “espera el regreso de quienes lo ensordecen con ‘goyas’, vítores y con el himno universitario”. (Melisa Carrillo)