Beisbol

Acusan a Salvador Quirarte de irregularidades por 25 mdp en Charros de Jalisco

Abogados que representan a un grupo de socios del club de beisbol Charros de Jalisco acusó a otro de los accionistas, Salvador Quirarte, de haber cometido irregularidades financieras por alrededor de 25 millones de pesos mientras fungió como presidente y administrador.
jueves, 11 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El equipo de abogados que representa a un grupo de socios del club de beisbol Charros de Jalisco acusó a otro de los accionistas, Salvador Quirarte, de haber cometido irregularidades financieras por alrededor de 25 millones de pesos mientras fungió como presidente y administrador.

En conferencia de prensa, los abogados acusaron a Quirarte de realizar 43 transferencias por seis millones de pesos a una empresa que es propiedad de familiares directos (Empresa Mexicana de Tabasco), a la que también se le hicieron préstamos de dinero entre 2017 y 2020 y no han sido devueltos 3.4 millones de pesos.

A otra empresa (Controladora de Kioscos), igualmente de familiares de Quirarte, se le pagaron 3.2 millones de pesos por el servicio “análisis de mercado”. Otros 12 millones de pesos en mercancía de Charros de Jalisco salieron del club para dicha empresa sin que haya registro de un pago.

Del mismo modo, los litigantes puntualizaron que Salvador Quirarte fungió “de facto” como administrador único general, pues ese cargo lo tiene otro de los socios, Armando Navarro, quien se convirtió en accionista de Charros de Jalisco a cambio de que aportara el título de la marca.

La semana pasada, Quirarte ofreció una rueda de prensa donde acusó a Navarro de no haber aportado la marca y, por ende, “ni siquiera es socio”, y aseguró que el origen del conflicto entre ellos es porque Navarro quiere apropiarse de un porcentaje mayor al 11% que se le otorgó a cambio del nombre Charros de Jalisco.

Asimismo, Salvador Quirarte responsabilizó a Navarro de los malos manejos financieros que pudieran existir, porque desde 2014 hasta octubre de 2020 fue el administrador único.

Los abogados del grupo que dice ser el mayoritario (asegura que tiene el 73% de las acciones de la empresa Juegos y Espectáculos SA de CV) también revelaron que Quirarte abusó de la confianza de los socios al autoasignarse un salario mensual de 100 mil pesos y haber usado la tarjeta de crédito corporativa para gastos personales entre 2018 y 2020, con un daño por 5.3 millones de pesos.

También acusaron a su socio de transferir desde las cuentas de Charros de Jalisco, y sin aval del consejo de administración, 3.2 millones de pesos para patrocinar al club de basquetbol Astros de Jalisco, que es propiedad de Salvador Quirarte.

Los abogados reconocieron que Navarro no ha aportado la marca, pero que es claro que el uso y goce de la misma ha sido para Charros de Jalisco y no para fines personales.

También aclararon que no es de interés de sus representados promover una denuncia penal para meter a la cárcel a Quirarte, sino más bien que devuelva el dinero que usó indebidamente.

Quirarte respondió a los señalamientos mediante un comunicado en el que manifestó que son acusaciones fútiles que deben ser probadas ante un juez, e insistió en que Armando Navarro debe dar la cara por los malos manejos.
“Yo no firmaba los cheques, esa responsabilidad la tenía Armando Navarro”, aseguró.

Igualmente, el empresario adelantó que este jueves aclarará en persona cada uno de los puntos por los que fue señalado.

Más de

Comentarios