Salario Mínimo

"Gobierno federal no quiso poner nada" al salario mínimo, critica Coparmex

“Tal y como lo ha hecho desde el inicio de la pandemia, el presidente de la República no accedió a realizar aportación alguna para mejorar la calidad de vida de los trabajadores y preservar los empleos", lanzó Gustavo de Hoyos Walther.
miércoles, 16 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) reprobó la decisión de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) porque, sin el consenso del sector patronal, decretó un incremento global equivalente a 15%, considerando la modificación porcentual (6%) y un Monto Independiente de Recuperación (MIR) de 10.46 pesos.

De acuerdo con el organismo encabezado por Gustavo de Hoyos Walther, la determinación “irracional” empujada desde la presidencia provocará el cierre de 700 mil empresas el próximo trimestre. 

“Con la falta de apoyos gubernamentales y ahora un incremento irracional al salario mínimo, sin gradualidad ni lógica, se agrava el riesgo de que 700 mil empresas más desaparezcan en los próximos tres meses”, señaló.

Añadió: “Con la determinación impuesta se arroja a millones de microempresarios toda la carga del incremento, lo que combinado con la aceleración de los contagios por la pandemia covid-19 y el consecuente cierre de operaciones de más empresas, hace inminente la quiebra de miles de negocios y la pérdida de todavía más fuentes de trabajo”.

La Coparmex recordó que ante el pronunciamiento del presidente Andrés Manuel López Obrador de buscar una evolución más acelerada, se planteó que con una Aportación Gubernamental Extraordinaria ante la emergencia por covid-19 podría alcanzarse un incremento agregado de 15%. 

Eso implicaba un esfuerzo tripartito, prudente y acorde a la realidad. Sin embargo, el “gobierno federal no quiso poner nada”, acusó de Hoyos Walther. 

“Tal y como lo ha hecho desde el inicio de la pandemia, el presidente de la República no accedió a realizar aportación alguna para mejorar la calidad de vida de los trabajadores y preservar los empleos. No obstante su naturaleza y tradición, la representación gubernamental ante la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos despreció el valor del consenso”, reprochó el saliente presidente de la Coparmex.

De todas formas, la patronal insistió en que la meta de la Nueva Cultura Salarial no ha perdido vigencia, pero ante la severa crisis actual exigió prudencia y altura de miras. 

“No se debe sucumbir ante ánimos populistas contrarios a la realidad económica. El resultado podría ser la pérdida de más empleos. Una vez superado el contexto adverso que ha traído consigo el covid-19, seguiremos impulsando aumentos todavía mayores que permitan que el salario mínimo esté por encima de la Línea de Bienestar Familiar”, abundó.
 
Es decir que el ingreso de dos personas ocupadas en la formalidad sea suficiente para mantener a una familia promedio mexicana de cuatro integrantes, puntualizó.

 “Insistimos en que el gobierno debe poner de su parte a favor de la recuperación económica. Hasta el momento ha sido completamente insensible ante las afectaciones que han vivido las empresas, sólo 5% de ellas recibieron algún apoyo o estímulo. De no actuar, México tendrá una recuperación económica mucho más lenta de lo esperado, y serán millones las personas que habrán perdido su empleo”, finalizó.

Comentarios