Economía

FMI proyecta repunte económico para México en 2021 y retroceso en 2022

Para el caso de la estrategia que tomó el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ante las presiones monetarias de Estados Unidos, el reporte destaca que eso evitó que se incrementara la deuda externa del país.
martes, 6 de abril de 2021

WASHINGTON (apro).– Por encima de los estragos macro y microeconómicos que ha causado la pandemia de covid-19 en México, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó un repunte en el Producto Interno Bruto (PIB) en 2021 y un nuevo retroceso para 2022.

En su informe anual sobre las Perspectivas Económicas del Mundo, el FMI vaticina un crecimiento del PIB mexicano en 2021 de 5.0%, y de 3.0%, para 2022, tras la cifra negativa de -8.2% durante el 2020, cuando la pandemia prácticamente congeló gran parte del sector productivo.

La recuperación económica que pronosticó el FMI para México es muy significativa para 2021, aún con el nuevo desliz que adelanta para el próximo año tomando en cuenta la gran contracción en 2020 en el desarrollo del PIB.

En términos del desempleo, la perspectiva que hace el informe anual del FMI también matiza una acción positiva, del 8.0% de 2020, este año pasaría a ser de 5.8%, y en 2022, de 4.2%, amén del pronóstico que lanza para el PIB de México en 2026, que es de 2.2%.

“Los efectos de las políticas monetarias que se tomaron en Estados Unidos por la pandemia, afectaron a muchas naciones con las que mantiene una gran relación comercial, pero este año esos países comienzan a registrar una recuperación”, indica el reporte del FMI.

La organización multilateral de crédito con sede en Washington, que inició esta semana su reunión (virtual) anual de primavera, destaca en el caso de México y Brasil que sus gobiernos hicieron bien en contener los efectos de los ajustes a las políticas monetarias en Estados Unidos.

“Brasil y México fueron los únicos mercados emergentes que ponderaron de manera efectiva el uso de la herramienta de limitación las presiones fundadas en el dólar estadunidense (por los cambios a las tasas de interés en 2020 que ordenó la Reserva Federal)”, sostiene el FMI.

Para el caso de la estrategia que tomó el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ante las presiones monetarias de Estados Unidos, el reporte destaca que eso evitó que se incrementara la deuda externa del país.

“El real brasileño y el peso mexicano se apreciaron mientras la moneda de otras naciones (mercados) emergentes continuaron depreciándose, las líneas de cambio anunciadas fueron efectivas en la estabilización de las condiciones financieras en estos dos países”, enfatiza el FMI.

Las conclusiones y proyecciones del reporte mundial insisten en una fuerte recuperación macroeconómica en el planeta del 6% en 2021, y de 4.4%, para 2022, no obstante que los efectos negativos de la pandemia en el mercado laboral y el sector productivo no han terminado.

“Sin embargo”, destaca el informe anual del FMI, “las perspectivas presentan retos desalentadores relacionados a divergencias en la celeridad de la recuperación entre y dentro de las naciones y para un daño económico persistente proveniente de la crisis”, agrega.

La institución financiera explica que, la velocidad de la recuperación económica global depende también de la forma y conclusión en que cada una de las naciones del planeta lleve a cabo sus planes de vacunación para contener la pandemia de covid-19.

“Entre las economías avanzadas, Estados Unidos se espera que este año rebase las cifras de expansión del PIB que tenía antes de la pandemia, mientras que otras regresarán a los niveles previos covid-19 hasta 2022”, concluye el reporte anual del FMI.

Para con las naciones en desarrollo, el vaticino es que un número importante de países de varias regiones del planeta no podrán registrar avances o niveles en su PIB como los que tenían antes de la pandemia hasta el año 2023.

Comentarios