Falta terminar con el bloqueo económico, recuerda Raúl Castro

miércoles, 17 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- El presidente cubano Raúl Castro afirmó que, a raíz de una conversación telefónica “de más alto nivel” que sostuvo ayer con su homólogo Barack Obama, “hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas”. Sin embargo, Castro recordó al presidente estadunidense que aún falta cesar el bloqueo económico, el cual se aplica a la isla desde 1962. “Esto no quiere decir que lo principal se haya resuelto”, declaró Castro, al añadir que “el bloqueo económico y financiero que provoca enormes daños humanos y económicos a nuestro país debe cesar”. Y exhortó al gobierno estadunidense “a remover los obstáculos que impiden o restringen los vínculos entre nuestros pueblos, las familias y los ciudadanos de ambos países, en particular los relativos a los viajes, el correo postal directo y las telecomunicaciones”. Si bien reconoció que las medidas legislativas que establecen el bloqueo económico se encuentran en poder del Congreso estadunidense, aseveró que “el presidente de los Estados Unidos puede modificar su aplicación en uso de sus facultades ejecutivas”. En un mensaje televisivo, el presidente cubano no escondió su alegría por la liberación de los tres prisioneros cubanos que permanecían en las cárceles estadunidenses, decisión tomada por Barack Obama y que “merece el respeto y reconocimiento de nuestro pueblo”. Recordó que, tanto su hermano Fidel como él, reiteraron en múltiples ocasiones su disposición a dialogar con el gobierno estadunidense, con base a “la igualdad soberana”, y para resolver “las diferencias mediante negociaciones, sin renunciar a uno solo de nuestros principios”. Asimismo, anunció que “basados en razones humanitarias, hoy también fue devuelto a su país el ciudadano norteamericano Alan Gross” y precisó que el gobierno cubano excarceló y envió a Estados Unidos a “un espía de origen cubano que estuvo al servicio de esta nación”, pero no precisó su nombre, el cual no ha sido filtrado a ningún medio hasta ahora. Raúl Castro agradeció y reconoció “el apoyo del Vaticano, y especialmente del Papa Francisco”, así como del gobierno de Canadá, quienes actuaron como mediadores en el acercamiento histórico entre Cuba y Estados Unidos. “Proponemos al gobierno de los Estados Unidos adoptar medidas mutuas para mejorar el clima bilateral y avanzar hacia la normalización de los vínculos entre nuestros países”, agregó el hermano de Fidel Castro. Mencionó que “los progresos alcanzados en los intercambios sostenidos demuestran que es posible encontrar solución a muchos problemas” e invitó al gobierno de Estados Unidos a “convivir, de forma civilizada, con nuestras diferencias”. A la par del discurso de Raúl Castro, una fuente oficial estadunidense citada por la AFP informó que el gobierno cubano aceptó liberar a 53 prisioneros por supuestos motivos políticos, y precisó que “algunos de estos individuos ya fueron liberados y esperemos que los demás sigan”.