Brexit

Johnson insiste en que los términos actuales no pueden cerrar el acuerdo con la UE

Según Johnson, la UE insiste en que, si aprueban una nueva ley en el futuro que Reino Unido no cumpla o no sigas, "entonces quieren el derecho automático de castigarnos y de adoptar represalias".
miércoles, 9 de diciembre de 2020

MADRID (EUROPA PRESS).- El primer ministro británico, Boris Johnson, dejó en claro horas antes de su encuentro con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que en los términos actuales en que está planteado el acuerdo para la relación futura de Reino Unido con el bloque europeo, él no puede aceptarlo.

Aún está por encontrarse "un buen acuerdo", dijo.

Según explicó en la sesión de control al Gobierno en la Cámara de los Comunes, "nuestros amigos en la UE actualmente están insistiendo en que. si aprueban una nueva ley en el futuro que nosotros en este país no cumplamos o no sigamos, entonces quieren el derecho automático de castigarnos y de adoptar represalias".

En segundo lugar, añadió, "están diciendo que Reino Unido debería ser el único país en el mundo que no tenga un control soberano sobre sus aguas de pesca”.

Pero, aclaró que no cree que “esos sean términos que ningún primer ministro de este país debería aceptar".

A pesar de todo, se mostró confiado en que aún hay tiempo para "un buen acuerdo" pese a que el mismo debería estar cerrado antes del 31 de diciembre para evitar un Brexit abrupto.

Johnson cenará esta noche con Von der Leyen en Bruselas. Ambos acordaron el lunes en una conversación telefónica que era necesario dar el paso de verse físicamente para tratar de avanzar en unas negociaciones encalladas desde hace meses en los mismos tres asuntos: mismas reglas de competencia, acceso de la flota europea a las aguas británicas y la gobernanza del propio acuerdo.

Sin embargo, entonces no desvelaron aún la fecha en que preveían verse, a la espera de que los jefes negociadores, el europeo Michel Barnier y el británico David Frost, prepararan un resumen con las claves de las divergencias. Frost y Barnier acompañarán a Von der Leyen y Johnson en la cena prevista en principio en la sede de la Comisión Europea.

Por otra parte, el miércoles Londres y Bruselas anunciaron un "principio de acuerdo" para resolver las diferencias sobre la aplicación del acuerdo de divorcio. El gobierno de Johnson ha aceptado retirar las cláusulas de la Ley de Mercado Interior que diseñó para esquivar el cumplimiento de varias disposiciones del Tratado de Retirada que afectaban a la frontera en el Úlster, lo que ha sido interpretado como un primer gesto del premier de apertura al acuerdo de futuro.

La reunión entre Von der Leyen y Johnson tendrá lugar, además, solo un día antes de que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se vean en el Consejo europeo que se alargará jueves y viernes en Bruselas.

Los líderes tienen entre las prioridades de su agenda abordar las dificultades para cerrar el acuerdo del presupuesto europeo y el fondo de recuperación, las tensas relaciones con Turquía y la necesidad de coordinar mejor la respuesta al coronavirus, por lo que las capitales no contemplan abordar en profundidad la negociación con Reino Unido.

Comentarios