Cambio Climático

Ministra no pudo participar en la cumbre climática COP26 porque no había acceso en silla de ruedas

El primer ministro británico Boris Johnson se disculpó con Karine Elharrar, ministra de Energía de Israel, quien padece distrofia muscular y que se retiró a su hotel tras dos horas de esperar a que la ayudaran a ingresar al foro.
martes, 2 de noviembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, se disculpó con la ministra de Infraestructura, Energía y Recursos Hídricos de Israel, Karine Elharrar, porque, el lunes pasado no pudo entrar a la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP26 pues no había acceso para personas en silla de ruedas.

En un encuentro entre Johnson y Elharrar, donde estuvo presente el primer ministro de Israel, Naftali Bennett, el coanfitrión inglés dijo que se dio cuenta de que había cierta “confusión” con los arreglos y lo lamentó mucho.

Se disculpó y puntualizó que no se repetirá este incidente en la COP26 que durará hasta el 12 de noviembre.

La funcionaria israelí se transporta en silla de ruedas porque padece distrofia muscular. El lunes acudió al evento pero se regresó al hotel del Scottish Event Campus en Glaswow, donde se hospeda, tras dos horas de esperar ayuda para facilitar su arribo a la cumbre climática.

Las únicas opciones para entrar a la conferencia eran caminando o abordando un servicio de transporte que no pudo trasladar la silla de ruedas de la ministra.

“Vine a la COP26 para reunirme con mis homólogos de todo el mundo y promover una lucha común en la crisis climática. Es triste que la ONU, que promueve la accesibilidad para las personas con discapacidad, en 2021 no proporcione accesibilidad a sus eventos.

“Es de esperar que se aprendan las lecciones aprendidas para que mañana la promoción de la energía verde, la eliminación de barreras y la eficiencia energética sean las cosas con las que me ocuparé”, indicó en sus redes sociales.

El secretario de Medio Ambiente, George Eustice, también se disculpó con Elharrar por el incidente “profundamente lamentable”.

Desde su perspectiva, “algo salió mal”, cuando se tuvo que comunicar que se necesitaba de un acceso para silla de ruedas.

Accesibilidad en lugar de energía verde

Ese día, en entrevista con Sky News, ella describió la pérdida del primer día de la cumbre como “terrible y muy frustrante” porque, en lugar de hacer su trabajo de promoción de energía verde, se vio obligada a hablar sobre accesibilidad.

Este martes, por el contrario, Elharrar declaró a la BBC que “ha sido” muy fácil ingresar al edificio, situación que calificó como “muy diferente” y consideró que el incidente del lunes “es una buena experiencia para asegurarse de que la siguiente cumbre de la ONU será accesible”.

Consideró que se debe hablar de accesibilidad y de los derechos de las personas con discapacidad, “pero en la vida real tenemos que implementar todas las regulaciones. Ésta ha sido una experiencia que nos ha enseñado a poner atención a los detalles, en todas partes”, indicó.

Desde el lunes, después de que se hizo viral el caso de Elharrar, se habilitó una rampa y cuando la israelí entró, ironizó: “¿mañana será lo mismo?”, para recordar que mantengan el acceso para personas con alguna discapacidad.

Bennet, por su parte, agradeció a Johnson su “rápida intervención en ese desafortunado incidente” y dijo que éste deberá servir para enseñar “la importancia de la accesibilidad para todos”.

El primer ministro israelí amenazó con abandonar la Cumbre COP26 por no tener acceso para silla de ruedas, informó una periodista de CNN.

De acuerdo con dailymail.com, se ha criticado a los organizadores por la infraestructura del evento, en el que se hacen largas filas afuera del centro de conferencias, donde 200 líderes mundiales pretenden lograr un acuerdo para bajar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados, entre otros temas.

Comentarios