Estados Unidos

Biden promete castigo a la Patrulla Fronteriza por trato inhumano a migrantes haitianos

"Asumo la responsabilidad", dijo el presidente de Estados Unidos, al señalar que los agentes involucrados "pagarán por sus actos".
viernes, 24 de septiembre de 2021

WASHINGTON (apro).– Joe Biden, presidente de Estados Unidos, asumió la responsabilidad del trato inhumano que han dado agentes de la Patrulla Fronteriza montada a migrantes haitianos en Del Río, Texas, y prometió que los responsables pagarán las consecuencias por sus actos.

“Asumo la responsabilidad”, comenzó diciendo Biden durante una breve conferencia de prensa luego de hablar sobre la actualización en su país sobre una tercera vacuna contra la pandemia de covid-19 y al ser cuestionado sobre el caso de los inmigrantes haitianos.

“Es horrible lo que pasó, agentes a caballo arrollando a las personas, esa gente (los agentes) pagarán por sus actos, habrá consecuencias, es una vergüenza; va más allá de la vergüenza, se está llevando a cabo una investigación”, destacó el presidente de Estados Unidos.

En el Del Río, en la frontera sur de Estados Unidos y en la frontera norte de Ciudad Acuña, Coahuila, miles de inmigrantes haitianos se encuentran en un estado de limbo en sus fallidos intentos por ingresar a territorio estadunidense en calidad de refugiados.

Las fotografías y videos de agentes de la Patrulla Fronteriza montada agrediendo a los haitianos, echándoles encima los caballos o golpeándoles con las cuartas, le han dado la vuelta al mundo y generado una condena a esa flagrante violación de derechos humanos.

En paralelo a esas violaciones a las garantías individuales e integridad física de los haitianos, el gobierno de Biden mantiene la estrategia de deportación inmediata de esos ciudadanos que son detenidos por la patrulla fronteriza en su intento de entrar a los Estados Unidos.

La crisis migratoria y trato que dieron los agentes de la Patrulla Fronteriza a los haitianos suscitó este jueves la renuncia de Daniel Foote como enviado especial del gobierno de Estados Unidos para Haití, quien afirmó que no quería ser parte de algo tan inhumano.

El exfuncionario del gobierno de Biden en la carta de renuncia que envió a Antony Blinken, secretario de Estado, enfatizó su rechazo a las repatriaciones o deportaciones inmediatas de los haitianos, anotando que estas personas no tienen alternativa en su país.

Foote afirmó que además de carencias económicas y falta de empleo en su país, los haitianos son víctimas de extorsiones y violaciones a sus derechos humanos por parte de pandillas y grupos criminales que tienen el control de las calles de es nación caribeña.

Comentarios