China

Joven chino murió tras beber 1.5 litros de Coca-Cola en 10 minutos; médico rechaza que sea la causa

Especialistas chinos atribuyeron el fallecimiento del hombre de 22 años a la rápida ingesta de la bebida; el diagnóstico fue refutado por un profesor de Reino Unido.
lunes, 27 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El profesor bioquímico del University College de Londres, Inglaterra, Nathan Davies, refutó la tesis de médicos chinos sobre la muerte de un joven de 22 años, quien el 24 de septiembre se bebió 1.5 litros de Coca-Cola en 10 minutos en Beijing, China.

Seis horas después de que consumió la bebida, el joven fue al Hospital Chaoyang, en Beijing, porque sentía dolor en su estómago inflamado, informaron las Clínicas en Hepatología y Gastroenterología a Daily Mail ese mismo día.

Mientras los médicos chinos señalaron que la rápida ingesta de la bebida acumuló gas en sus intestinos y provocó una falla hepática, el académico inglés calificó como “poco probable” que su fallecimiento haya sido provocado por el consumo del refresco, pues este tipo de afectaciones en la salud son producidas por infecciones bacterianas que forman bolsas de gas.

La versión china

Qiang He, autor de un artículo respecto a este caso retomado por el Daily Mail, explicó que, debido a la acumulación de gas en los intestinos del joven, se produjo una gran presión y una filtración en la vena hepática por donde circula la sangre desde el tracto intestinal y el bazo hacia el hígado, lo cual fue mortal.

Los síntomas que el hombre de 22 años presentó fueron: frecuencia cardiaca elevada, presión baja y respiración agitada. Las tomografías revelaron neumatosis, es decir; presencia anormal en la pared del intestino y en la vena porta. Le diagnosticaron isquemia hepática o ‘shock’ hepático, es decir que el hígado no recibió suficiente sangre y oxígeno dañando las células hepáticas.

El especialista explicó que se intentó liberar el gas del sistema digestivo del paciente y se le administraron medicamentos para estabilizar sus funciones hepáticas, pero el daño era grave y 18 horas después falleció.

La versión de Nathan Davies

Aunque consideró “posible”, pero no necesariamente “probable” que el consumo de 1.5 litros de Coca-Cola contribuyera a acelerar su muerte, Davies rechazó que la acumulación del gas en la vena porta expliquen la falta de oxígeno en el hígado del joven, pues esa es función de la arteria hepática.

“Este tipo de afectación se debe a que hay bacterias que se han abierto paso desde el tracto gastrointestinal normal a un lugar donde no se suponen que estén. En este caso, en el revestimiento del intestino delgado”, añadió a Inquirer.

Consideró que no existen razones para pensar que consumir bebidas gaseosas en tan poco tiempo, como lo hizo el joven chino, tendrá consecuencias fatales, aunque sí las habría a largo plazo por la mineralización ósea y el alto consumo de azúcar contenida en estas bebidas.

 

Más de

Comentarios