fentanilo

En un video muestran los efectos del fentanilo en calles de Kensington, Filadelfia

El fentanilo es uno de los más potentes opioides. Es cien veces más poderoso que la morfina y dosis indefinidas pueden provocar una mortal sobredosis, como está ocurriendo no sólo en Estados Unidos, sino en Canadá, Reino Unido, Alemania y Australia.
miércoles, 8 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras denunciar la permisividad de las autoridades y la protección que dan al mercado de fentanilo, donde se mueven cientos de millones de dólares, activistas y ciudadanos mostraron en redes sociales cuáles han sido los efectos de la droga en las calles del barrio de Kensington, Filadelfia, Estados Unidos.

En un video de 44:55 minutos, grabado desde un automóvil, se ve a jóvenes y adultos bajo los efectos del fentanilo, doblándose o retorciéndose como zombis de serie de televisión. 

Como introducción, la cuenta de Youtube ‘Kimgary’, que publicó el video, precisa que las imágenes son del vecindario de Filadelfia, supuestamente el mercado de narcóticos al aire libre más grande de heroína en la costa este, con muchos residentes vecinos que acuden en masa a esa área en busca de heroína y otros opioides como el fentanilo. 

Sólo en ese barrio hay más de 50 mercados de drogas al aire libre.

“Con una cantidad tan alta de drogas en Kensington, muchos funcionarios estatales y locales se han dividido en zonas en esta área para tratar de abordar el problema de Filadelfia”, de acuerdo con ‘kimgari’.

Explicó que la tasa de delitos violentos es más alta que el promedio nacional y otras áreas metropolitanas, y también es alarmante la tasa de sobredosis de drogas en Filadelfia.

“El número de muertes por sobredosis de drogas en la ciudad aumentó en un 50% de 2013 a 2015, con más del doble de muertes por abuso de sustancias que por homicidios en 2015. Una gran parte de los problemas provienen de la tasa de criminalidad y drogadicción en Kensington”, indicó.

De igual manera, señaló que debido a “la gran cantidad de drogas en Kensington, el vecindario tiene una tasa de delitos relacionados con drogas de 3.57%, la tercera más alta por vecindario en Filadelfia”. 

Como en gran parte de Estados Unidos, este problema es resultado de opioides epidemias. El abuso se ha disparado en las últimas dos décadas en el país y Filadelfia no es la excepción. El 80% de las muertes por sobredosis es por opioides “y Kensington es un gran contribuyente a este número”.
    
Su adicción los ha llevado a vivir en las sucias calles, entre improvisadas casas de cartón, o algunos en casas de campaña, mientras otros solo se agrupan para pasar el rato drogándose, y los dealers aparcan su negocio portátil en cualquier esquina en espera de consumidores.
    
Se ve gente tirada en el suelo, acomodada entre las rejas de tiendas cerradas, sentados en banquetas balanceándose de arriba hacia abajo. También a mujeres y hombres comprando droga a su paso, tras salir de compras.

Pueden drogarse y comprar frente a la estación Aleghany, mientras los policías que salen de ahí solo los miran, sin hacer nada. No son unos cuántos, son decenas de jóvenes, adultos y gente de la tercera edad consumiendo fentanilo en las calles o comprando. 

Y se ha normalizado tanto la situación que quienes no están bajo los efectos suelen pasar de lado, ignorando a la persona que está parada, drogada, inmóvil, perdida por el fentanilo, en las calles, los parques, frente a los edificios o en construcciones abandonadas.

El pasado 26 de agosto el presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio, Eduardo Esquivel, explicó cuál es el problema con cientos de personas sin hogar viviendo en campamentos, muchos de los cuales son toxicómanos.

“Seamos claros: el esfuerzo de contención de gran éxito en Kensington es el racismo sistémico en acción.

“El mercado está aquí porque es muy conveniente para muchos contener el problema aquí, lejos de las áreas blancas y acomodadas, cuyos residentes históricamente han entrado en coche para comprar drogas, consumirlas y marcharse.

“Y a mis vecinos, negros y morenos, se les ha dicho, tanto implícita como explícitamente, que la violencia y la destrucción de la comunidad que la acompañan, inherentes a los mercados de drogas al aire libre, es su carga, y que el bienestar de ellos mismos y de sus familias simplemente no importan”, señaló Esquivel, quien ha vivido en Kensington durante 11 años.

Las leyes que rigen la venta, uso y comportamientos inaceptables de las drogas en los parques o en propiedades privadas en Filadelfia no se aplican en ese barrio a propósito, y la suspensión total de normas y protecciones puede hacer que esa comunidad pobre, de personas que en su mayoría son de piel negra o morena, quede expuesta.

“El impacto de esta estrategia peligrosa y racista es la razón por la que ahora dedico tiempo a abogar por mi comunidad como presidente de la Asociación de Vecinos de Kensington”, dijo.

Señaló que se trata de un esquema piramidal de tráfico de drogas, en la que se persiguen riquezas que no aparecerán, usando la violencia para vigilar el territorio contra traficantes y residentes por igual.

En 2020, mil 214 personas murieron por sobredosis en Filadelfia. El 81% fue por fentanilo, que al mezclarlo con cualquier droga es 50 veces más potente que la morfina. 

De 1999 a 2020 han muerto por sobredosis de drogas 934 mil 331 personas en Estados Unidos, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), “y el fentanilo sigue en auge”, señaló Niporwifi.

¿Qué es el fentanilo?

Es uno de los más potentes opioides. Es cien veces más poderoso que la morfina y dosis indefinidas pueden provocar una mortal sobredosis, como está ocurriendo no sólo en Estados Unidos, sino en Canadá, Reino Unido, Alemania y Australia.

Salió al mercado en 1963 como un anestésico intravenoso, pero después su uso se generalizó en los últimos años. Sus variantes son alfentanil, sufentanil, remifentanil y carfentanil, que provocan una sedación instantánea.
 

Comentarios