"La Quina" no podrá volver a dirigir el STPRM

domingo, 26 de mayo de 2002
México, D F (apro)- La pretensión de Joaquín Hernández Galicia, "La Quina", de dirigir nuevamente al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) es prácticamente imposible, en razón de los estatutos que él mismo creó durante su cacicazgo sindical Una objeción mínima sería que no es un trabajador en activo El artículo 289 de los estatutos generales del STPRM señala que el candidato a ser funcionario sindical debe "estar en pleno uso de sus derechos sindicales" Y "La Quina" demandó a Petróleos Mexicanos para que sea reconocida su jubilación, la cual ya fue aceptada por la Junta de Conciliación y Arbitraje y la propia paraestatal El 21 de junio del 2001, el Noveno Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito reconoció a "La Quina" su carácter de trabajador jubilado y, por ende, el derecho que tiene al pago de su pensión jubilatoria y el de todas las que se le adeudan desde el día en que se suspendió su relación laboral con Pemex, tras su encarcelamiento el 10 de enero de 1989 Sin embargo, la paraestatal no ha cumplido con la resolución, por lo que técnicamente no hay tal La objeción más importante es que, según el artículo 290, un prospecto estará impedido si (fracción I) fue "depuesto de algún cargo sindical por impropia gestión administrativa o mala fe debidamente comprobada; (fracción II) si fue "expulsado de alguna organización por causas debidamente comprobadas", y (fracción VI) si cometió "algún delito grave o infamante como robo, malversación de fondos, fraude, etcétera, y como consecuencia del proceso civil y penal se le hubiere condenado a reparar el daño o se librara orden de aprehensión en su contra" Hernández Galicia fue condenado a 18 años de prisión por homicidio y acopio de armas Tan sólo por su edad, más de 70 años, estaría impedido de ocupar un puesto sindical, pues la jubilación se da a los 65 años Pero si fuera posible su candidatura, tendría que ser sometido a un examen médico, en virtud de que él mismo comprobó ante autoridades judiciales tener 9 enfermedades, entre las que se encuentran cáncer en la próstata e infarto cerebral Aunque "La Quina" supeditó el regreso a la vida sindical al permiso de su esposa Carmelita --quienes lo conocen aseguran que nunca ha necesitado de tales autorizaciones matrimoniales--, también lo condicionó a que la elección fuera democrática y con voto secreto Sin embargo, el lunes pasado, el exlíder sindical adelantó a la agencia "Apro" que sí contenderá por la Secretaría General del gremio petrolero por considerar que su actual dirigente, Carlos Romero Deschamps, está a punto de ser destituido del cargo Esa posibilidad tampoco está contemplada en los estatutos que él mismo creó para garantizar, en cierto modo, su hegemonía y fiscalización sindical Según el artículo 274 de los estatutos, la elección del secretario general del sindicato deberá hacerse a través de una convención, cuyo quorum deberá ser de las secciones que lo integran, por lo menos el 66 por ciento de los socios activos del sindicato Según la fracción VII, la elección se hará como sigue: "El presidente (de la Mesa Directiva de la Convención) pasará lista por secciones Estas, al ser nombradas, emitirán su voto por medio de alguno de sus delegados, siendo nulo el voto que no exprese la voluntad de la mayoría de los delegados que representen a la Sección votante" Por otra parte, el artículo 281 señala que la elección de los funcionarios locales se hará "a mano alzada" Para cambiar la forma de elección, deberá existir una nueva convención sindical, la cual está programada para el año 2006, año en que termina el periodo del actual dirigente sindical, Carlos Romero Deschamps Asimismo, es muy difícil que Hernández Galicia pueda cumplir el artículo 11 de los estatutos, que señala: "Tanto las secciones como las delegaciones, en sus respectivas asambleas, elegirán sus representantes a (la) Convención entre socios activos que por su moral y honradez garanticen los intereses del sindicato" A lo largo de su cacicazgo sindical, los trabajadores y Petróleos Mexicanos vivieron años de corrupción y explotación que denunciaron y documentaron los mismos petroleros y autoridades Los gobiernos del PRI lo sostuvieron y uno de ellos, el de Salinas de Gortari, lo desechó

Comentarios

Otras Noticias