Empleo, demanda creciente entre jóvenes

lunes, 8 de diciembre de 2003
México, D F, 8 de diciembre (apro-cimac)- Los adolescentes y jóvenes son un conjunto prioritario de la política de población, ya que además de sumar en la actualidad más de 34 millones, con sus prácticas y comportamientos conducirán en los próximos años la transición demográfica de México Sin embargo, por ejemplo, en materia de empleo, las mujeres y hombres jóvenes de México enfrentan muchos problemas asociados a su inserción laboral Las demandas de calificación del mercado de trabajo son cada vez mayores y persisten altos niveles de desempleo y condiciones laborales precarias Para el Consejo Nacional de Población (Conapo), la prospectiva económica y del empleo sugiere que, ante el crecimiento todavía acelerado de la población en edad laboral, será necesario reactivar el dinamismo económico del país a tasas cercanas a 5 por ciento anual, lo cual no ocurre hasta hoy Así, ante escenarios económicos menos optimistas, es posible esperar una mayor presencia de los jóvenes en las corrientes migratorias hacia Estados Unidos Actualmente, más de una tercera parte de la migración neta al vecino país la componen los adolescentes y jóvenes, lo que en términos absolutos asciende a 142 mil personas al año Conapo refiere que la corriente laboral de la población de 15 a 24 años está compuesta cada vez más por jóvenes que no han tenido una experiencia previa de migración, y que no cuentan con documentos para entrar o trabajar en Estados Unidos Esta situación la presenta entre 80 y 90 por ciento de los jóvenes migrantes Con ello, este grupo de la población está cruzando la frontera en condiciones mucho más inseguras e inciertas que cualquier otro segmento de edad Situación La Encuesta Nacional de Juventud 2000, que hizo el Instituto Nacional de la Juventud (INJ) y el INEGI, da cuenta de la situación que guarda este sector La encuesta se realizó a más de cien mil jóvenes de las 32 entidades del país La investigación refiere que 487 por ciento obtienen su primer empleo entre los 15 y los 19 años de edad De ellos, 473 por ciento indicó que sólo tiene salario base, y 369 por ciento señaló que ninguna prestación En tanto, un porcentaje considerable (647 por ciento) de los 34 millones de jóvenes en el país indica que ha trabajado alguna vez, y 351 por ciento refirió que nunca Con ello, para casi siete de cada diez jóvenes que hayan tenido una experiencia laboral, se refleja que el empleo es una realidad cotidiana que puede ser resultado de diversas circunstancias, pero que, en general, plantea una necesidad de supervivencia, ya sea por razones económicas, familiares o independencia personal El contenido de la investigación indica que siete de cada diez jóvenes no cuentan o contaban con contrato en su empleo actual o último trabajo, lo cual es un claro reflejo de la vulnerabilidad en la que se encuentran en el mercado laboral Una alta proporción de jóvenes señaló que la contratación que tienen o tuvieron en su último empleo era de carácter indefinido (388 por ciento); otra proporción importante (186 por ciento) indicó que su contrato es por obra o tiempo determinado; 162 por ciento respondió que era eventual y 126 por ciento, de confianza Así, esta información en conjunto arroja claros indicios sobre la vulnerabilidad laboral en la que se encuentran los jóvenes mexicanos: la precariedad no sólo les plantea obstáculos para el desarrollo de sus capacidades productivas y profesionales, sino que también supone un condicionamiento extremo a la inseguridad y al poco sustento de largo plazo que les ofrecen los sistemas de contratación donde se insertan

Comentarios