El regreso de Carlos Salinas

sábado, 26 de abril de 2003
México, D F (apro)- La nueva aparición de Carlos Salinas en México, el sábado 12 de abril, transformó la boda de su hija, de suyo respetable, en un acontecimiento político, sobre todo en momentos en que se libran batallas intestinas en el PRI por las diputaciones seguras Habitualmente certero en sus apariciones o desapariciones, desde que debió ausentarse del país hace 9 años por el repudio popular y en encarcelamiento de su hermano Raúl, Salinas se ha instalado en México para cobrar facturas, políticas y económicas De las segundas poco puede saberse, ya que los negocios que instaló durante su administración permanecen en la penumbra, pero las primeras --las políticas-- implican colocar en posiciones de poder a personajes de su misma cofradía En ese sentido ha avanzado: Roberto Madrazo y Elba Esther Gordillo, que deben a Salinas su ascenso político, lograron apoderarse del control formal del PRI, cuyos candidatos a diputados plurinominales tendrían que responder a la misma lealtad La presencia de ambos dirigentes en la boda de Cecilia Occelli y Luis Gatica, celebrada en Cuernavaca, representa un acto de lealtad a quien los impulsó políticamente, pero también un mensaje sobre el poder que todavía posee Salinas El tiempo ha sido el mejor aliado del expresidente, que ha sabido manejarlo desde que asumió la Presidencia tras un fraude electoral que distrajo mediante acciones propagandísticas Los que se dejaron engañar terminaron repudiándolo, pero con el paso de los años el encono ha amainado, al menos al interior del PRI Olvidada la demanda de expulsión de ese partido, precisamente por el tiempo, Salinas vuelve para seguir con su estrategia de reivindicación pública, que pasa por la liberación de su hermano Raúl, quien promovió un amparo por la acusación de enriquecimiento inexplicable que debe ser resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación Para que sea exitosa la maniobra legal de los Salinas, es preciso que cuenten con un amplio abanico de políticos que logren persuadir a los ministros, algunos de ellos a punto de jubilarse, y eso pasa por la Cámara de Diputados Por eso no es anodina la fecha de la boda de la hija del expresidente ni la presencia en la fiesta de Madrazo y Gordillo --a quienes no unió el amor, sino el espanto--, y menos aún empresarios como Emilio Azcárraga El grupo político salinista se dejó ver mediante los periodistas invitados, uno de los cuales, Guillermo Ortega Ruiz, enumeró el elenco: El expresidente Miguel de la Madrid y los aspirantes a la candidatura presidencial priista Manuel Angel Núñez Soto y Arturo Montiel; Manlio Fabio Beltrones, y Jorge Kahwagi, empresario y boxeador Con ellos el grupo compacto: Pedro Aspe, Patricio Chirinos, Otto Granados, Jorge Carpizo, Emilio Lozoya, Ramón Aguirre –que quiere ser diputado--, Bernardo Sepúlveda, Manuel Tello, Francisco Rojas y Luis Carlos Ruano Angulo El salinismo, pues Ese salinismo que, mediante otros personajes que sin duda serán diputados, está actuante para suceder a Vicente Fox en el poder Al fin que la memoria de los mexicanos es flaca Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios