Advierte EU que no cederá el control militar en Irak

viernes, 22 de agosto de 2003
* Convoca Bush a la formación de una misión militar al mando del Pentágono * Colin Powell da las condolencias de su gobierno por la muerte de Vieira de Mello en Bagdad Nueva York, 21 de agosto (apro) - Ante la tragedia del ataque terrorista a la misión humanitaria de Naciones Unidas (ONU) en Irak, el gobierno de Estados Unidos advirtió a la comunidad internacional que no está dispuesto a ceder el control militar en el país árabe, pero la convocó a considerar su contribución a la formación de una misión militar de paz que sería sometida a los mandatos del Pentágono Colin Powell, secretario de Estado del gobierno estadunidense, viajó a la sede de la ONU en Nueva York para presentar sus condolencias por el ataque terrorista en Bagdad del martes 19 de agosto Powell habló de la necesidad de que el Consejo de Seguridad someta a votación una resolución diseñada por Washington, con la que se pida la contribución de las fuerzas militares internacionales para ayudar a contener la anarquía, inestabilidad política y social en Irak De la resolución Powell enfatizó que buscan definirla con un lenguaje que aliente a los estados miembros de la ONU a "hacer más tal vez un lenguaje adicional en una nueva resolución lo pueda lograr” Powell se reunió con Kofi Annan, secretario general de la ONU, para intentar calmar la tensión que provocó en el organismo el ataque terrorista en Bagdad Como lo hizo el presidente George W Bush, el secretario de Estado rechazó hacer comentarios sobre los responsables o corresponsables del ataque terrorista en Bagdad, en términos de la ausencia de garantías de seguridad a la misión de la ONU, tomando en cuenta que los 140 mil soldados estadunidenses tienen la tarea de mantener el control de la nación persa De inmediato, la propuesta estadunidense dividió aún más a los países miembros del Consejo de Seguridad, sobre todo a los que se opusieron a la guerra unilateral que lanzó Bush contra Irak No obstante, hay algunos como la India y Turquía que están dispuestos a responder al exhorto del presidente de Estados Unidos, siempre y cuando las tropas internacionales de paz sean enviadas bajo el mandato de una resolución aprobada por la ONU Se estima que la India enviaría a unos 18 mil soldados y Turquía a 10 mil Algunos expertos en materia militar insisten en que la situación de inestabilidad en Irak requiere de la presencia de por lo menos 350 mil soldados estadunidenses, más unos 150 mil de las tropas internacionales de paz La guerra de guerrillas que lanzaron contra los soldados estadunidenses los iraquíes que rechazan la presencia de tropas invasoras en su país, tiene en un callejón sin salida al Pentágono Donald Rumsfeld, el secretario de Defensa de Estados Unidos, dejó en claro esta semana que no enviará a más soldados a Irak y que se pretende que paulatinamente sea la ONU la que se haga cargo de la pacificación en ese país Además de los 140 mil soldados estadunidenses, hay otros 27 mil, 14 mil de éstos, británicos y el resto de otras 17 naciones, intentando apoyar a Bush en la misión de control de Irak que tras el ataque terrorista de esta semana, puso en evidencia al fracaso de los planes de la Casa Blanca y el Pentágono Francia, China y Rusia, tres de los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, no se oponen a la participación de fuerzas de paz en Irak, pero rechazan la intención de Bush de que sea el Pentágono el que se haga cargo de mando de las tropas internacionales Los países opositores a la propuesta original del gobierno de Estados Unidos, entre ellos México, están dispuestos a discutir el asunto en el Consejo de Seguridad, pero sin presión o condicionantes Michel Duclos, embajador francés, dijo que la ONU necesita asumir el control político en el caso de Irak, para que los países miembros puedan tomar decisiones que ayuden a preservar la soberanía iraquí "Se necesita que la ONU asuma un papel en el ámbito político", agregó por su parte Sergie Lavrov, embajador de Rusia Se espera que la propuesta estadunidense provoque otra pelea política y diplomática en la ONU entre Washington, París y Berlín Pocos en la comunidad internacional, con la excepción de Gran Bretaña y España, consideran que los 167 mil soldados que están en Irak son miembros de una genuina coalición internacional Jack Straw, el ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, que también se reunió con Annan para dar las condolencias por ataque y para calmar la tensión, aseguró que hay "unos 30 países que se han ofrecido participar" en el envío de tropas "Estamos listos para hablar sobre cómo mejorar el papel de la ONU en un plano coordinador estamos en el proceso consultivo y colaborativo", agregó El gobierno británico acepta y está convencido de que sólo bajo la coordinación del Pentágono una misión internacional de paz puede lograr la estabilidad iraquí, sin tomar en cuenta que la presencia de los soldados estadunidenses es lo que convirtió a Irak en una nación sin leyes ni respeto a la vida humana "Cualquiera que quiera hacer una contribución militar desea que sus soldados estén bajo un sólido, responsable y competente liderazgo militar", enfatizó Powell al hacer referencia al general John Abizaid, jefe del Comando Central del Pentágono a cargo de las tropas invasoras en Irak El Secretario General de la ONU, doblegado ante la presencia de Powell y Straw, insistió en que continuarán las misiones humanitarias del organismo en Irak, pese a que tras el ataque terrorista, el personal de la ONU pidió dar por terminados los programas de asistencia en Bagdad ante la ausencia de garantías de seguridad, por parte de las tropas invasoras "Creo que el asunto de Irak es de gran preocupación para todos, más allá de las divisiones que hayan existido (en el Consejo de Seguridad) antes de la guerra", remató Annan

Comentarios