Feminización de la pobreza, eje del Foro Latinoamericano y Caribeño de Mujeres

miércoles, 9 de junio de 2004
México, D F, 8 de junio (apro-cimac)- Previo a los trabajos de la IX Conferencia Regional sobre la Mujer en América Latina y el Caribe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que se desarrollará en la Ciudad de México del 10 al 12, se inauguró el lunes el Foro Latinoamericano y Caribeño de Mujeres, convocado por organizaciones no gubernamentales de la región bajo el liderazgo de Milenio Feminista Ambos actos buscarán hacer el balance de los logros y obstáculos a que se han enfrentado las mujeres, luego de los compromisos adquiridos en el Programa de Acción Regional para las Mujeres de América Latina y el Caribe 1995-2001, y la Plataforma de Acción de Pekín, 1995 En ese sentido, el Programa de Acción Regional ha tenido como objetivo central el logro de la equidad de género y la total integración de las mujeres en el proceso de desarrollo, así como el ejercicio pleno de la ciudadanía en el marco de un desarrollo sustentable, con justicia social y democracia “Nuevos Tiempos, Nuevos Retos” es el nombre del Foro Latinoamericano y Caribeño que, no obstante reconocer los avances que se han dado sobre todo en materia de educación para las mujeres --de acuerdo a diversos documentos de CEPAL--, también advierte “la pobreza, la desigualdad social y las iniquidades de género no sólo no se han erradicado, sino que han tendido a profundizarse”, dando paso a la llamada feminización de la pobreza Como muestra de ello, tanto la IX Conferencia, como el Foro Latinoamericano, se encontrarán con que en la región de América Latina y el Caribe cerca de la mitad de las mujeres mayores de 15 años no cuenta con ingresos propios, en tanto que en el caso de los varones, este porcentaje es del 20 por ciento, de acuerdo con datos de la misma CEPAL A pesar de que la incorporación femenina muestra un avance sostenido que según las proyecciones pasará de 371 por ciento en el año 2000, a un 416 por ciento en 2010, ellas siguen padeciendo la mala calidad de los empleos, puesto que trabajan en mayor proporción en actividades desprotegidas, tales como el trabajo familiar no remunerado, el trabajo a domicilio y el servicio doméstico, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT): “Los datos de la OIT indican que cerca del 38 por ciento de las asalariadas no cotizan en la seguridad social, alcanzando el 72 por ciento en el caso del sector informal” En lo que atañe al conjunto de las mujeres económicamente activas en la región latinoamericana, “la OIT estima que el 80 por ciento no tienen protección alguna de las instituciones de seguridad social”, pese a que necesitan una protección “específica de acuerdo a su función reproductora” La contribución de las mujeres ha sido determinante para paliar la pobreza en los hogares urbanos biparentales de Latinoamérica y el Caribe Un análisis de la CEPAL indica que en 2002, en el caso de Bolivia, sin el aporte femenino, los hogares en pobreza alcanzarían el 617 por ciento, mientras que con su participación, la cifra se reduce al 507 por ciento En Ecuador la diferencia rebasa los diez puntos porcentuales y lo mismo ocurre con Venezuela En el caso de México, los hogares biparentales urbanos en condición de pobreza sin el aporte femenino serían 33 por ciento, porcentual que se reduce a 259 por ciento gracias a la participación femenina No obstante el aporte, las mujeres trabajan con salarios menores cuando se las compara con los hombres (alrededor del 68 por ciento de los ingresos masculinos) y la tendencia muestra una prevalencia a que se conviertan en jefas de familia (hogares uniparentales), lo que entonces hace variar dramáticamente su situación respecto a la pobreza Los temas centrales del Foro Latinoamericano y Caribeño, “Nuevos Tiempos, Nuevos Retos” que se desarrolla en cuatro mesas de trabajo son coincidentes con los de la IX Conferencia Regional: pobreza y participación equitativa de las mujeres en la toma de decisiones políticas (empoderamiento) Es de esperar que ambos actos generen un documento final que permita evaluar las condiciones en que se encuentran las mujeres latinoamericanas y del Caribe en los temas de pobreza y empoderamiento, y que muy probablemente coincida con el documento base del foro en el sentido de insistir en la “falta de voluntad política de los gobiernos de la región para implementar los acuerdos firmados” La IX Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe es un órgano subsidiario de la CEPAL que es convocada regularmente para identificar las necesidades regionales y subregionales de las mujeres, presentar recomendaciones, realizar evaluaciones periódicas de las actividades llevadas a acabo en el cumplimiento de los acuerdos y planes regionales sobre el tema y propiciar un foro para el debate sobre estas materias

Comentarios