Colima: Piden reubicar escultura de José Luis Cuevas

viernes, 18 de noviembre de 2005
* La Sociedad Colimense de Estudios Históricos considera que la sociedad no se siente identificada con la Figura obscena * Por sus dimensiones obstaculiza la visibilidad y el tráfico, el argumento Colima, Col , 17 de noviembre (apro)- La Sociedad Colimense de Estudios Históricos solicitó al ayuntamiento la reubicación de la escultura de José Luis Cuevas denominada Figura obscena, que actualmente se encuentra en la entrada norte de esta ciudad, en la glorieta ubicada frente al Hospital Regional Universitario Entre los argumentos presentados, la agrupación ofreció una evaluación elaborada por Laura de la Mora Martí, especialista en Arte Público, quien expuso que la Figura obscena "es una obra con la que la comunidad colimense no se siente identificada; incluso se siente agredida", debido a que consideró, "es ajena a los patrones estéticos y culturales que la caracterizan" Esta circunstancia, añadió, hace que la escultura ?que representa a un ser humano en posición de perro en el acto de orinar? sea "apreciada como horrible y/o grotesca, y como protesta le han aplicado distintos motes" De acuerdo con De la Mora Martí, quien es doctora en Bellas Artes con especialidad en Corrientes Experimentales de la Escultura Contemporánea del Siglo XX, cada vez que una pieza pública es colocada en un espacio definitivo, uno de los máximos preceptos que se deben considerar es el que la gente se identifique con ella, se la apropie y pueda, incluso, sentirse orgullosa y gozosa de tenerla en su entorno Sostuvo que la Figura obscena es "una pieza artística que cuenta con distintas lecturas y perspectivas en sí misma, por lo que la apreciación que en un primer impacto puede hacerse de ella es fragmentada al no recorrerse en su totalidad" Dijo que si bien es "una obra espléndida y un valuarte que está incluido en el vasto acervo escultórico con el que cuenta el estado de Colima", debe ser colocada de acuerdo con el contexto artístico al que corresponde, en un lugar adecuado para ser apreciada Así mismo, Laura de la Mora indicó que dadas sus dimensiones, la obra obstaculiza la visibilidad y provoca una antítesis de la función que una glorieta, como red vial, debe cubrir: facilitar el desplazamiento sin distracciones ni obstáculos visuales para el conductor Por lo tanto, la especialista consideró impostergable la reubicación de esa pieza, de preferencia en una plaza pública en la que pueda ser recorrida alrededor, y propuso como posibles sitios las instalaciones del parque regional "Griselda Álvarez" o de la Casa de la Cultura Por su parte, en un oficio enviado al presidente municipal de Colima, Leoncio Morán Sánchez, la vicepresidenta de la Sociedad Colimense de Estudios Históricos, Margarita Rodríguez García, estimó que "al instalar una escultura a la entrada de la ciudad debe tomarse en cuenta aquello que refleje la identidad de los colimenses y que dé una bienvenida afectuosa a los visitantes" "Es de sobra conocida la riqueza arqueológica de nuestra región, la belleza de las piezas que han dado fama a Colima como centro generador del arte prehispánico del occidente mexicano, para verse ensombrecidas o menospreciadas por una escultura contemporánea que no representa nuestras raíces culturales", puntualizó

Comentarios