Presas de Hidalgo, las letrinas más grandes del mundo (Segunda y última parte)

jueves, 3 de marzo de 2005
* Deploran ambientalistas contaminación que generan cementos Tolteca y Cruz Azul Tula de Allende, Hgo , 2 de marzo (apro)- La grave contaminación en el corredor industrial Tula-Vite-Apaxco ya impactó tierra, agua y aire, provocando entre sus habitantes males que van desde el cáncer hasta trastornos respiratorios y enfermedades de la piel Una opción en la que puede ayudar el gobierno a mitigar este problema es en la construcción de plantas tratadoras de aguas residuales que laboren con tecnología de punta El Congreso local recientemente acaba de aprobar una solicitud de deuda para el municipio de Tepeji, de 70 millones de pesos, que serán destinados a la construcción de una planta tratadora de aguas negras Pero mientras existen algunas propuestas sobre la urgencia de estas plantas, hay quienes piden que para terminar con el problema del mosco y las enfermedades, es necesario que la presa Endhó desaparezca y dé lugar a pequeños embalses que no tengan conexión entre sí y no reciban aguas negras Al mismo tiempo, el aire es otro de los medios más peligrosos para la salud de los lugareños, sobre todo con los procesos de incineración de residuos, como señala Francisco Trujillo Cornejo, quien lleva años estudiando el tema Al tener un hijo de siete años enfermo, encontró que en su cuerpo se alojaban veinticuatro agentes alérgenos, emitidos por empresas del corredor industrial, que precipitaron su salida de este lugar por cuatro años, pese a ser su hogar Explica que la incineración es una realidad en Tula, “como sabemos, los procesos industriales son procesos lineales que en cada paso dejan residuos Lamentablemente las políticas de México y de muchos países son únicamente de reacción y no de prevención” Sólo en los países desarrollados se está mejorando la tecnología para incinerar los residuos Según la OCDE, por cada tonelada que se genera, otras cinco toneladas de desechos surgen en el proceso de producción, y veinte más se producen en el proceso de extracción Tan sólo para producir papel, al talar los árboles existen veinte toneladas de residuos Al procesarlo, otras cinco toneladas de residuos aparecen, resultando sólo una tonelada de papel, ya que el resto se vuelve basura Aunque en teoría el proceso de incineración sólo emite monóxido de carbono, en realidad las incineraciones son incompletas, se generan cenizas y se emiten gases a la atmósfera muy diferentes, como dioxinas y uranos, así como el hexacloro y el benceno, y muchas otras que no se conocen y que, lamentablemente, revelan que en el país no existe la tecnología para retransformar todos estos subproductos Las dioxinas y los uranos lo que hacen es alojarse en los depósitos grasos de los seres vivos, y los humanos lo obtenemos no solamente del agua sino de los alimentos Combustión de desechos Durante el proceso de combustión, muchos de los productos que van a la basura, principalmente PVC, contienen metales pesados, la mayoría de los que, se cree, son cancerígenos como el óxido de hierro, pero existen otros que se ha comprobado generan cáncer, como el níquel y el bromo Estos se dispersan en el ambiente mediante las cenizas, tras la incineración, generando gases que son filtrados en menor medida por los filtros de la chimenea, quedando algunos sedimentos de los cuales se desconoce su destino Para el presidente de la Unión de Organizaciones Ecologistas de los Estados de México, Hidalgo y Querétaro, José Gabriel Tovar Navarro, las presas de la zona de estos tres estados “son las letrinas más grandes del mundo” Los esfuerzos que han realizado ambientalistas, autoridades y sociedad, lamenta, no han obtenido los resultados esperados para reducir los niveles de contaminación “Antes que iniciaran la construcción de las plantas de la Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos, hace más de treinta años, ya estábamos considerados como zona de desastre”, asegura Posteriormente, al iniciar su operación estas y otras industrias que han llegado a la región, en lugar de reducirse la contaminación, se ha incrementado considerablemente, al grado que la misma ONU “nos catalogara en el 2001 como la segunda región más contaminada del mundo y ahora se esté en el primer lugar” Los grandes boquetes en la tierra dejados por las empresas de cemento, caleras y similares, perforados en la región donde han obtenido sus materias primas, no han sido resguardarlos o cubiertos como marca la ley Sostiene el ambientalista que un problema de gran magnitud es el proceso de combustión en algunas empresas, las cuales dejan residuos de cenizas y éstas producen enfermedades como el cáncer En 1987 se llevó a cabo un estudio científico que demostró que los residuos salidos de industrias de la entidad contienen un alto grado de compuestos químicos altamente peligrosos para la población El 1% de todos los residuos contienen todos estos químicos Las dos presas que existen en Tula están expuestas a la contaminación de parte de empresas, entre otras muchas que trabajan este tipo de químicos de alto riesgo, siendo las dos principales cementos Tolteca y Cruz Azul Se congratula Tovar Navarro de que, en contraposición, México esté inscrito en el Plan de Acción Regional de América del Norte, mismo que todavía no se lleva a cabo por la falta de pruebas y apoyo de la población “Las enfermedades que se están desarrollando en esta entidad son un gran ejemplo de que esta ciudad está sufriendo una grave transformación ambiental, y que en algunos años no se podrá disfrutar libremente de la vida, pues cada día el problema empeora y los contaminantes desarrollan otros tipos de virus más resistentes”, sostiene Apoyó la intención de construir plantas tratadoras de aguas negras para poder disminuir el problema También se pronunció a favor de la construcción de centros médicos capaces de poder brindar una verdadera ayuda a la población, censurando la actitud de los gobiernos federal y estatal, quienes no muestran interés en el problema de la contaminación de Tula “Todavía peor es ver que ni siquiera puedan construir un centro médico para atender a todos los afectados por la contaminación”, puntualizó Los residuos que terminan en manantiales de agua son otros de los grandes problemas que se sufre, Tula, un ejemplo claro es la bahía de Dinamata, en donde la población en general ha sufrido malformaciones múltiples, gente que no ha sido atendida como debería ser Hasta el momento, y pese a lo amplio del problema, las soluciones han tenido poco efecto, sostiene, por lo que llamó a la sociedad civil y autoridades a buscar soluciones conjuntas En este sentido, concuerda Saúl Arciniega Escobar, representante en Tula de la organización civil Pueblos Unidos del Occidente de Hidalgo y Norte del Estado de México (PUOHNEM), al manifestar que tan sólo en cuanto al combate del lirio acuático de la presa Endho, se han tomado medidas paliativas Aunque reconoció que se ha invertido buen capital, subrayó que sigue proliferando este mal que genera al mosco culex, que afecta a los lugareños de dos maneras El primer daño, apunta, es el económico, pues la gente más necesitada tiene que comprar pesticidas para combatir a los moscos, ya que la mayor parte de la población, tanto de Tula como de Tepetitlán, no cuentan con riego de aguas Al no contar con suficiente líquido, dañan su propia salud, explica, lo mismo que a su ganado: “Los animales se quedan pequeños y se mueren” El problema, según observa, se ha atacado de fondo y sólo se habla de manera superficial de que representan un riesgo inmediato, como serían las enfermedades gastrointestinales, sin embargo, nunca se ha hecho un seguimiento cuando hay un problema grave de salud Trajo también a la conversación la llegada de la empresa Tranimex, que se instaló “de manera dudosa” en la comunidad de San Antonio en el municipio de Tula, y que en un principio no se específicó su giro, pero pronto se supo que transportaría productos químicos Recordó el caso de la volcadura de una pipa en que, según se dijo, se utilizaría tecnología de punta para efectuar la limpieza, sin embargo, fue una burla cuando se observó que usaron hojarascas y aserrín Para limpiar los más de diez mil litros de material tóxico, se utilizaron diez kilos de dicho material, después de esto se hizo una perforación de un pozo de aproximadamente dos metros por tres de profundidad, con la que no se pudo contrarrestar el percance “Cuando denunciamos los daños a la ecología y que las especies menores estaban muriendo, fuimos objeto de burla, pues dijeron que las aves y reptiles se morían de viejos”, aseguró Cementerios tóxicos Hasta llegaron a asegurar que arribaría una empresa llamada Alerta 2000, que se especializa en este tipo de contingencias, pero nunca hizo nada y todo quedó solucionado “secretamente” Arciniega Escobar asentó que la población limpió el terreno afectado con cubetas, pero no se logró demasiado A la par de Tranimex, en los municipios de Chapantongo, en Hidalgo, y Jilotepec, en el Estado de México, se anunció la llegada de la firma Promotora Mexicana de Reciclaje la que, según su organización, no promueve la cultura del reciclaje, sino exclusivamente busca crear un cementerio tóxico El problema es muy grave en está región, porque es ahí donde existe la recarga natural de mantos freáticos, según lo menciona un dictamen de la Comisión Nacional del Agua, además de varios estudios de la Universidad Autónoma de México, que aseguran que esta zona es sísmica Por este motivo, las placas tectónicas se han fracturado, y si hay un movimiento sísmico, obviamente se va a contaminar el líquido” Y nosotros nos preguntamos, ¿qué van a hacer si se contaminan los mantos freáticos?, ¿cómo contrarrestarán esta contaminación? Los funcionarios son como vedetes: les gusta exhibirse para que les tomen la foto, pero en la realidad no han hecho nada para revertir la contaminación Para concluir, sostiene: “Nosotros confiamos en nuestra gente, que pertenece al campo humilde y es sencilla, pero sí sabe apreciar y conservar la naturaleza, aunque de parte de las autoridades simplemente no hemos visto nada”

Comentarios