La Pasión de Cristo en Michoacán

jueves, 13 de abril de 2006
Pátzcuaro, Mich , 12 de abril (apro)- Una de las expresiones populares características en la entidad durante la Semana Mayor, son las representaciones callejeras de la Pasión de Cristo, que se remontan a los tiempos de la evangelización durante la Colonia, dice el historiador, Fernando Cobián Mendoza "En la época prehispánica, Michoacán fue el escenario histórico donde se desarrolló el pueblo tarasco Este último, a partir del siglo XVI, fue evangelizado por franciscanos y agustinos" "El celo apostólico y la fortaleza de tales varones, propició la incorporación de los indígenas, encomendados bajo su jurisdicción, a un nuevo sistema de vida: se les inculcaron nuevas formas de trabajo y de organización social, y fueron instruidos en la nueva fe cristiana "A estos tiempos se remontan las representaciones de la Pasión de Cristo, que tienen lugar durante la Semana Santa, en diversas poblaciones del estado", revela Cobián Desde este miércoles y hasta el domingo de Resurrección, hay una febril actividad de la Pasión y Muerte de Cristo (según la Biblia, significa "El Salvador) Una de las comunidades que conserva la celebración como la inculcaron los evangelizadores españoles a los antiguos habitantes de Michoacán es Tzintzuntzan, donde se edificó la primera capilla cristiana por orden de los frailes franciscanos que arribaron a estas tierras en 1525 En Tzintzunzan y Pátzcuaro es característica la búsqueda de Jesús por "soldados y espías" que, a caballo, recorren cada población En la primera, además, es impresionante el desfile por las calles de penitentes que, encapuchados y semidesnudos, con grilletes en los pies, deambulan por el poblado Semana Mayor Su recorrido concluye al día siguiente (Jueves Santo), al visitar las casas donde se encuentran los antiguos Cristos de los Barrios, a fin de invitar a sus moradores a participar en la procesión del Viernes Santo Un evento similar se realiza en el pueblo de Patamban, en el municipio de Tangancícuaro, donde salen "los fariseos", personajes disfrazados con gabanes y látigos en busca de Cristo En Tarímbaro, igual que en algunas otras poblaciones, el Martes Santo se escenifica la Ultima Cena, y el miércoles a la misma hora se representa el Prendimiento de Jesús En Charo se realiza la tradicional Oración del Silencio, y en Los Reyes inician los oficios de Semana Santa; en Huandacareo las escenificaciones aluden al Perdón de la Magdalena, la Sentencia y la Condena de Jesús Aunque en diferentes días, Tlalpujahua y Pátzcuaro son las únicas dos poblaciones en que se llevan a cabo procesiones de Cristos En Pátzcuaro se realiza el Viernes Santo, y en Tlalpujahua, el miércoles Se cuenta en Tlalpujahua que fue tal la fe de los evangelizadores en Cristo, que imágenes crucificadas fueron encontradas flotando en ríos, en troncos de árboles, o en barrancas, como el Señor de Chalma, la imagen más venerada en la Nueva España desde el siglo XVI Los hallazgos propiciaban la conversión de los indígenas, así como su veneración y las procesiones Con ese antecedente, en la región de minas de Tlalpujahua se instituyeron diversas procesiones desde el arribo de los evangelizadores, con objeto de calmar epidemias, implorar el buen tiempo u otros motivos de beneficio colectivo En 1730, el juez eclesiástico Don Felipe Neri Valleza visitó las comunidades de la región, donde recogió la tradición oral certificándola con testimonio de personas de prestigio y credibilidad De esta manera se recopilaron en libros algunas crónicas de pueblos y aparecieron los primeros cargueros y mayordomos, que luego se convirtieron en cofradías para festejar o rendir culto a las imágenes, como fueron los casos de los Cristos y la Virgen Dolorosa durante los miércoles de cada Semana Santa Actualmente esta muestra de devoción se acompaña de banda de música, himnos sacros, flores, rezos y cohetes, en que cada comunidad trata de superar a las otras Pero la Semana Santa inicia festiva y coloridamente, sobre todo en la ciudad de Uruapan, donde el Domingo de Ramos, y durante la Semana Santa y de Pascua, permanece un gigantesco "tianguis" de la variadísima artesanía michoacana Respecto de las representaciones de la Pasión, éstas son denominadas Viacrucis, Judeas o Pasos, pero la acción dramática es la misma: el prendimiento de Cristo, el juicio, la sentencia, el Viacrucis propiamente dicho, y la crucifixión Son particularmente espectaculares las representaciones en Morelia, Tarímbaro, Huandacareo, Pátzcuaro y Charo, entre otros También son impresionantes --en Morelia y Pátzcuaro-- la Procesión del Silencio, en la que, sobre todo en Pátzcuaro, los feligreses portan docenas de Cristos e imágenes dolientes de los siglos XVI al XIX Pero, finalmente, el dramatismo y la solemnidad desembocan nuevamente en la alegría colorida del Domingo de Resurrección, con festejos en Tarímbaro, donde tiene lugar un "carnaval chiquito", con baile de "toritos", quema de Judas y baile público con bandas y conjuntos musicales En algunos lugares, las representaciones se inician desde el Domingo de Ramos, mientras que en otros hay solemnes conmemoraciones el jueves, viernes y sábado santos En ocasiones se combinan dramáticas representaciones y severas procesiones, durante las cuales desfilan imágenes de Cristo crucificado, con lo que se hace evidente la profunda religiosidad, fe y piedad Especialmente llaman la atención los Cristos de caña de maíz, así como las orquídeas en cruces de espejos, elaborados entre los siglos XVI y XVIII, que son muestra de las vistosas artesanías que Don Vasco de Quiroga enseñó a los indígenas Por otra parte, también figuran los Cristos que hasta el día de hoy se fabrican en distintos poblados, en que se utiliza madera, cantera, arcilla, e incluso trigo, como es el caso de Tzinzuntzan En lo que se refiere a las dramatizaciones de la Pasión de Cristo, cabe hacer notar que cada uno de los poblados tiene una manera característica de realizar esta práctica religiosa Así pues, llámese Judeas o Pasos, todos ellos comparten el mismo tema: la acción dramática que va del prendimiento de Jesús, su juicio y sentencia, hasta llegar al Viacrucis, que culmina con la crucifixión y la muerte del Hijo de Dios En Michoacán, algunos de los lugares en los que se representa más vivamente la Pasión de Cristo son Pátzcuaro, Tzinzuntzan, Araró, Huandacareo, Tarímbaro y Uruapan

Comentarios