CIDH exige a gobierno de México liberación de Alfonso Martín del Campo

viernes, 4 de diciembre de 2009

MÉXICO, DF, 4 de diciembre (apro).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) exigió hoy la liberación inmediata de Alfonso Martín del Campo, quien fue condenado a 50 años de prisión con base en una confesión arrancada bajo tortura.

La petición fue hecha luego de ante la negativa del Estado mexicano a cumplir con una recomendación emitida desde el 2002.

         Asimismo, la CIDH conminó al gobierno de Felipe Calderón a tomar las medidas necesarias para anular esa confesión como prueba.

         Más aún, precisó que México debe investigar de manera imparcial, completa y efectiva a los autores de las violaciones a los derechos humanos sufridas por Martín del Campo y repararle de manera adecuada.

         Esta decisión se produjo luego de que, por cuestiones de  competencia temporal, la Corte Interamericana (Coidh) decidiera no conocer el fondo del caso en el 2003.

         Pero en agosto de 2009, ese organismo le notificó confidencialmente tal decisión al Estado mexicano. En ella le exhortó a cumplir con las recomendaciones emitidas en 2002, y le otorgó un plazo de un mes para cumplirlas.

         Sin embargo, el gobierno de Calderón ni siquiera le envió una comunicación a la CIDH.

Por esa razón, el pasado 12 de noviembre decidió hacer público el informe y supervisar el cumplimiento de las recomendaciones ahí incluidas.

         Alfonso Martín del Campo lleva recluido más de 17 años.

Los hechos se remontan al 30 de mayo de 1992, cuando más de diez policías judiciales del Distrito Federal obligaron a Martín del Campo a declararse culpable del asesinato de su hermana y su cuñado, sin haber cometido ese delito.

         En el mismo sentido, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) instó al Estado mexicano a llevar a cabo las medidas necesarias para liberar a la brevedad a Alfonso Martín del Campo a través de los mecanismos jurídicos establecidos.

         Sostuvo que México debe honrar sus compromisos internacionales al haber ratificado la Convención Americanas sobre Derechos Humanos y sancionar a los responsables de la tortura infringida a Martín del Campo, quien se encuentra recluido en el entrod e FReadaptación Social de Pachuca, Hidalgo.

 El caso de Del Campo es relevante, entre otras cosas, por ser el primer caso mexicano en ser abordado y resuelto por la CIDH.

Comentarios