Peña Nieto: alianzas entre PAN y PRD atentan contra la democracia y las instituciones

domingo, 5 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 5 de septiembre (apro).- El gobernador del Estado de México, Enrique Peña, acusó que las alianzas entre fuerzas políticas que tienen ideologías antagónicas se lesiona la democracia, al gobierno y sus instituciones.

Dijo también que son una forma de "autoritarismo".

Sin mencionar al PAN y al PRD, partidos que buscan conformar una alianza electoral en el Estado de México para los comicios de gobernador del año entrante y cuya concreción pondría en riesgo no sólo la permanencia del PRI en la gubernatura si no la viabilidad de su postulación a la presidencia del 2012, el político mexiquense aseguró que "en la búsqueda del poder por el poder se negocian alianzas entre proyectos antagónicos generando desconfianza en la política... se desvirtua a la democracia, al gobierno y sus instituciones".

 

Como parte de su quinto Informe de Gobierno, el político que de acuerdo con diversas encuestas encabeza las preferencias electorales para la próxima elección presidencial cuestionó los llamados a la unidad de Felipe Calderón.

"México requiere de congruencia, no se puede convocar a la unidad de propósitos y, al mismo tiempo, actuar por consigna o intereses electorales; seamos claros, el poder por el poder mismo es una forma de autoritarismo".

A su vez, el político mexiquense calificó de falaz y doloso asegurar que la llegada de un partido distinto a la Presidencia de la República sea una regresión a la democracia.

"México ya tuvo su transición, desterremos los reclamos al pasado, para tener rumbo. México no puede volver atrás, tampoco permancer inmóvil y menos permitirse nuevos rezagos. La Nación tiene la gran oportunidad de rediseñarse".

Durante un discurso ofrecido en el Teatro Morelos, de la capital mexiquense, Peña Nieto defendió la participación del PRI en el la transición democrática del país.

El Gobernador mexiquense aprovechó su discurso para asegurar que el rezago económico que sufre el país es el peor de las últimas ocho décadas y que hay más de 50 millones de personas en la pobreza.