Interesados en Mexicana deben demostrar que tienen recursos: SCT

viernes, 25 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Tras el más reciente fracaso para reactivar la aerolínea Mexicana de Aviación, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) hizo un nuevo llamado a los interesados en recapitalizar la empresa para que actúen con seriedad, legalidad y transparencia. La SCT pidió a los interesados que acudan con el conciliador y demuestren “fehacientemente” que cuentan con los recursos necesarios para fondear la línea aérea. La dependencia indicó en un comunicado que los interesados deben acudir con Gerardo Badín Cherit, conciliador y administrador, en el concurso mercantil para informarse de la situación de la empresa. En caso de que algún empresario sostenga su interés y demuestre que cuenta con recursos suficientes para cumplir con las obligaciones del convenio de acreedores, deberá acudir ante el conciliador y el juez decimoprimero de Distrito en Materia Civil en el Distrito Federal, encargado de autorizar el convenio. La SCT señaló que la demostración de solvencia económica puede realizarse a través de billete de depósito, cheque certificado o de caja, carta de crédito confirmada, o cualquier otro que emita una institución financiera nacional. Una vez que se demuestre la existencia y disponibilidad de los recursos, la SCT “coadyuvará, en el marco de la normatividad aplicable, con los procedimientos de verificación y certificación de la capacidades jurídica, técnica, operativa y financiera que requiere acreditar la empresa para el reinicio de sus operaciones”, señaló en su comunicado. La dependencia afirmó que seguirá facilitando el proceso de reestructura de Mexicana de Aviación e hizo un llamado a todos los participantes del concurso mercantil a “mantener una conducta apegada a la legalidad y la transparencia”. Iván Barona, empresario minero, es el caso más reciente que intentó recapitalizar Mexicana, empresa que dejó de operar en agosto de 2010. El empresario había dicho que contaba con 400 millones de dólares para concretar la operación e, incluso, hace un par de días dijo que estaba dispuesto a poner su patrimonio en garantía o a buscar otro socio ante la negativa de su fondeador, Mikhael Shamis, de invertir en la aerolínea. El Sistema de Administración Tributaria (SAT) reveló el jueves pasado que Barona no presentó declaraciones ante Hacienda en los últimos tres años y negó haber entrado a la casa del empresario minero como lo denunciaron él y el diputado del PT, Mario di Constanzo. Según el SAT, sólo acudieron a su casa para dejarle una “invitación” para que acuda a corregir su situación fiscal.   Union Swiss, nuevo interesado En tanto la sociedad financiera de objeto múltiple (Sofom) Union Swiss se perfila como uno de los grupos inversionistas en recapitalizar Mexicana de Aviación y ha informado, a través de su cuenta en Twitter, que esperará hasta el 28 de noviembre para ser recibido por las autoridades y depositar el capital que se requiere. Advirtió que en caso de que no sea así, dirigirá su inversión hacia otros proyectos. “El inversionista serio con garantía más proyecto, más liquidación, más contratación se les va si no resuelve esto a más tardar este lunes 28”, escribió Union Swiss en su cuenta de Twitter. Más tarde, en un comunicado, la entidad financiera informó que su propuesta contempla la implementación de “lujos de inversión” en los próximos 10 años por más de 20 billones de dólares, para iniciar con un mínimo de 100 aviones el primer año de operaciones y un crecimiento “conservador” de 20 aviones y destinos nuevos por año. Dan Ruiz, encargado de relaciones públicas de la Sofom poblana, afirmó que el grupo tiene congelado el dinero desde hace un mes en el extranjero y que sólo está a la espera de que la SCT le dé cita para conocer el estado del concurso y hacer los movimientos para comprobar los fondos. No obstante, el secretario del Trabajo, Javier Lozano, afirmó que no hay un solo inversionista serio que cuente con los 250 millones de dólares para recapitalizar a Mexicana. “Es absolutamente falso que hay inversionistas con el cheque en la mano esperando que los dejemos pasar; falso, no hay un solo grupo con el dinero disponible”, afirmó Lozano. “De Union Swiss, afirmó que tiene un nombre importante, pero es una Sofom, que dice que tiene la mejor disposición y el dinero; que lo muestre, pero la verdad es que no”, agregó. Lozano dijo que ya pidió a Gerardo Badín hacer un recuento de los activos de Mexicana para que no se sigan gastando ya que, afirmó, va a llegar un momento en que no va a alcanzar para pagar los salarios de casi 15 meses y mucho menos para las liquidaciones, en caso de que se declare la quiebra de la empresa.