Van más de mil 500 desplazados por la violencia en sierra de Durango

viernes, 1 de julio de 2011
DURANGO, Dgo., (apro).- El presidente municipal del municipio de Pueblo Nuevo, José Guadalupe Barrios Téllez, aseguró hoy que la violencia que priva en la región serrana de esta entidad ha provocado que al menos mil 500 personas hayan decido abandonar sus hogares y buscar refugio en la cabecera municipal en los últimos dos años. En entrevista, el funcionario priista detalló que la migración de familias ha sido más palpable en las comunidades de Los Naranjos, El Campamento y Pueblo Nuevo, ubicados en la zona conocida como La Barranca. Barrios Téllez dijo que la mayoría de las familias que se ha ido se encuentran en albergues improvisados y/o con familiares. Incluso, reconoció que ese desplazamiento ha provocado demanda de vivienda y que por lo pronto se tiene prevista la construcción de 300 casas. El jefe de la comuna también reconoció que en las zonas alejadas del municipio continúan registrándose casos de falsos retenes, montados por delincuentes. El más reciente documentado ocurrió la semana pasada, cuando tres miembros de una familia resultaron lesionados cuando hombres armados les dispararon al no atender su señal de alto. Pese a la incidencia de los reportes, enmarcó el problema como parte del escenario nacional de violencia y, argumentó, en los últimos meses se han reducido de manera considerable los homicidios, por lo que confió en que la incidencia delictiva mantendrá su curva a la baja. Pueblo Nuevo se encuentra ubicado en los límites de Durango y Sinaloa; colinda con los municipios de San Dimas, Durango y Mezquital, en los que también se han registrado casos de migración a causa de la violencia.

Comentarios