Abren investigación contra el hermano del alcalde de Monterrey

miércoles, 31 de agosto de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) abrió hoy una averiguación previa en contra de Manuel Jonás Larrazábal, hermano del actual alcalde de esta ciudad, por los presuntos delitos de corrupción y complicidad. En conferencia de prensa, el gobernador Rodrigo Medina explicó que la indagatoria tiene como fin esclarecer las imágenes difundidas por el diario Reforma en su edición de este miércoles, en las que se exhibe a Jonás Larrazábal recibiendo dinero en el Casino Royale, días antes de que éste fuera incendiado por un grupo de zetas. “Hay complicidad y corrupción, más ahora que hay un trágico acontecimiento. Claro que se puede abrir una averiguación para investigar, caiga quien caiga”, puntualizó Medina. Más tarde, el alcalde Fernando Larrazábal dio la cara a la prensa y desligó al municipio de cualquier actividad efectuada por su familiar. En la sala de Cabildo, el funcionario municipal dijo: "El día de hoy algunos medios de comunicación publican fotografías de mi hermano Jonás, tomadas en algunos de los casinos que seguramente mi administración ha clausurado en los últimos días, por actuar ilegalmente”. En su momento, añadió, “él, mi hermano, tendrá que aclarar las dudas que surjan de este evento, que él responda esas dudas a cualquier autoridad que así se lo requiera. Contundentemente les digo que ninguna actividad de mi hermano tiene o ha tenido que ver con mi administración municipal”. Enseguida, Larrazábal señaló que los ciudadanos lo eligieron a él como alcalde, “un cargo personalísimo que no se comparte con ningún amigo ni con algún miembro de la familia, y refrendo públicamente que nadie puede hablar en contra mío”. El alcalde regiomontano consideró que las acciones que ha emprendido contra la ilegalidad motivan publicaciones como esas con el único afán, dijo, de frenarlo en sus intentos por acabar con la violencia en la ciudad. “No seré rehén de nada ni de nadie en mi objetivo de limpiar la ciudad de Monterrey”, puntualizó. “De nuevo le digo a los ciudadanos de Monterrey que su alcalde Fernando Larrazábal no les ha fallado ni les voy a fallar. Es todo, muchas gracias”, dijo, y se abstuvo de responder cualquier pregunta sobre su posible renuncia. Luego de conocerse las imágenes del hermano del alcalde regiomontano, la Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) en esta ciudad preguntó si no habría correlación entre el posible soborno y el ataque en el casino Royale. “Este es un trágico ejemplo de las terribles ramificaciones que puede tener uno de los miles de actos de corrupción que destruyen a nuestra sociedad. Cincuenta y dos víctimas inocentes… ¿Existe corresponsabilidad de este acto (de Manuel Jonás) con la tragedia del casino Royale?”, preguntó la Caintra en un boletín difundido este miércoles. Entre los políticos regiomontanos también hubo cuestionamientos a la actuación del hermano del alcalde. El dirigente estatal del PRD, Bernardino Fernández Contreras, acusó directamente a Fernando Larrazábal de recibir el dinero a través de su hermano, a cambio de permitir que los casinos operen en la ilegalidad y sin revisiones de las autoridades, como ocurrió en el casino Royale, donde –dijo– Protección Civil ni siquiera detectó que no había puertas de emergencia en el lugar. “El hermano no fue por iniciativa propia, el alcalde lo mandó, lo que deja ver la corrupción e impunidad que impera en los municipios. Amerita esto que el alcalde presente su renuncia al ayuntamiento de Monterrey. La sociedad está muy agraviada, y sumarle esto (los cobros que hizo Manuel Jonás) viene a desincentivar que los ciudadanos colaboren con el gobierno en el combate a la inseguridad”, añadió el perredista. Por separado, Juan Carlos Olguín Aguirre, diputado local del Partido Verde Ecologista, señaló que este escándalo en Acción Nacional recuerda el de las ligas de René Bejarano, quien fue exhibido públicamente recibiendo dinero de manera indebida. “Hay que ver por qué se dan esos donativos y a razón de qué el alcalde Larrazábal se deslinda de todo acto que hace su hermano. Si una persona cercana al alcalde va a este tipo de establecimientos, es porque se pagan favores”, subrayó. De acuerdo con el legislador del PVEM, “el alcalde debería pedir licencia para que las autoridades esclarezcan esos actos y evitar que se sigan dando”. Olguín Aguirre señaló que si antes se hablaba de las ligas del famoso Bejarano, ahora se hablará de las cajitas de Nextel. “Esta acción debe ser investigada por la Procuraduría”, apuntó. En ello coincidió Homar Almaguer, legislador local del Partido del Trabajo, al señalar que el asunto debe verse a fondo “para que no se esté dando un acto de presión a los casinos, para que paguen una cuota de su funcionamiento, que parece que es lo que está pasando en este caso. Puede ser que algún casino no esté bien en su situación legal y alguien aproveche la cercanía, en este caso el hermano del alcalde, para no mandar inspectores a revisar permisos o cuestiones de seguridad”, dijo. Sandra Pámanes Ortiz, dirigente del PAN estatal, también pidió a la PGJE que abra una investigación sobre el caso, y urgió al alcalde a coadyuvar en ella. “Acción Nacional no solapa la acción de sus militantes. Basta de impunidad. Es urgente que todas las autoridades de los tres órdenes de gobierno actúen de manera rápida y efectiva”, dijo en conferencia de prensa la dirigente panista, quien estuvo acompañada de los legisladores de su bancada en el Congreso local. Por su parte, el alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, afirmó que la noticia sobre los pagos que recibió Manuel Jonás en distintos casinos afectará la imagen de su homólogo regiomontano. “Como es un familiar, no te ayuda. Siempre la historia de los familiares incómodos, como le pusieron al de (el expresidente Carlos) Salinas. Si hay una participación, si está involucrado, pues no te ayuda”, agregó.