Constructores de Nuevo León exigen frenar asedio de crimen organizado

martes, 13 de marzo de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- Constructores de vivienda en la entidad denunciaron ante el gobernador Rodrigo Medina los peligros que corren a diario sus trabajadores porque constantemente son asediados por criminales que los amenazan y asaltan. Luego de entrevistarse con el Ejecutivo estatal, Rodrigo de León Segovia, presidente de la Cámara Nacional de la Vivienda en la entidad (Canadevi), precisó que el problema de la falta de protección a sus trabajadores es tan grave que, con frecuencia, cuando lanzan llamadas de auxilio las corporaciones municipales responden que no pueden enviar policías porque carecen de efectivos. “Muchos de nuestros proyectos están en áreas de nuevo crecimiento. Estamos expuestos al crimen, han robado nuestras bodegas, material en las obras y hemos tenido problemas con empleados que han sido asaltados al salir de su trabajo”, detalló. De León Segovia también dijo que propusieron al gobernador “reforzar las estrategias de seguridad alrededor del área metropolitana”. Los representantes de constructores de vivienda y los empresarios de bienes raíces se reunieron con autoridades estatales esta tarde en palacio de gobierno para expresar sus inquietudes y ser notificados de los avances y estrategias del gobierno estatal en materia de seguridad. El directivo de la Canadevi resaltó que las áreas más críticas son los municipios de Cadereyta, Juárez y Apodaca, que se encuentran en la periferia de Monterrey, donde el principal problema que resienten es el de los robos, lo que ha ocasionado al sector un quebranto aún no cuantificado. “Hemos cambiado nuestros sistemas de almacenes en obra para tener menos material expuesto al robo y hemos cambiado los procesos de construcción para dejar hasta el final los materiales susceptibles al robo. Prácticamente es material como el cobre, que es fácil de comercializar y del cual se roban cantidades enormes”, admitió. El asedio de los grupos delincuenciales, abundó, ha provocado que ahora las construcciones ya no sean vigiladas por “tradicionales viejitos bodegueros”, sino por profesionales capacitados para dar la alarma con sistemas de comunicación más eficientes en caso de atraco. Pese a la crisis, De León Segovia destacó que los constructores no han suspendido sus proyectos y esperan este año refrendar a Nuevo león como líder en construcción de vivienda de interés social, un reconocimiento ya alcanzado en 2011 a escala nacional. Después de la reunión, informó que el gobierno estatal y los empresarios del ramo acordaron trabajar en conjunto para revertir el problema social de la inseguridad. “El gobierno se comprometió a colaborar juntos en dos fases: apoyarnos en más seguridad, pero también en otro aspecto más interesante, que es encontrar soluciones a largo plazo, y en esto nos toca a nosotros trabajar con más parques y áreas de convivencia, centros donde la gente y las familias, especialmente los jóvenes, hagan deporte, con el fin de que esto disminuya la presión social”, afirmó. Por su parte, Jorge Domene Zambrano, vocero de seguridad estatal, comentó que el problema con los constructores aún no es grave y que la próxima semana se reunirán de nueva cuenta para establecer mecanismos de cooperación para proteger sus áreas de trabajo, como lo demandaron en esta ocasión.

Comentarios