Presentan denuncia militares retenidos por "secuestro"

lunes, 14 de mayo de 2012
PUEBLA, Pue. (apro).- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) informó que siete militares presentaron una denuncia contra pobladores de San Nicolás Tolentino, municipio de Izúcar de Matamoros, debido a que los mantuvieron retenidos durante 12 horas, el pasado miércoles 9, acusados de haber secuestrado a un menor de edad. El procurador de Justicia, Víctor Carrancá Bourget, señaló que la versión de los pobladores ha resultado confusa en lo que respecta al presunto plagio del menor Ulises Herrera Rincón, acto por el que –dijo– responsabilizaron a los militares, a quienes supuestamente intentaron linchar. Sin embargo, fue insistente en señalar que altos mandos de la 25 Zona Militar confirmaron la identidad de los soldados y no se encontraron elementos que señalen que estuvieron involucrados en el hecho. El pasado martes 8, Ulises Herrera Rincón fue subido a la fuerza a una camioneta por un grupo de hombres armados que lo interceptó cuando salía de la secundaria. Al conocer el hecho, los habitantes de 30 comunidades rurales de los alrededores de Izúcar de Matamoros, en la región conocida como Sierra Mixteca, lanzaron una alerta para que todos se unieran a las “rondas”, que consisten en el cierre de caminos y brechas para ubicar a posibles sospechosos. Un hecho similar ocurrió hace tres semanas en esta misma región, cuando los pobladores de la región sobrepasaron a la policía local y actuaron para localizar a un grupo de sujetos que se habían llevado a una joven. En esa ocasión, dos de los supuestos delincuentes perdieron la vida a golpes, perpetrados por los pobladores. En el caso del menor, los habitantes de las comunidades rurales aseguraron que habían descubierto a los siete militares cuando supuestamente trataban de huir por el río, después de haber abandonado al niño en la misma zona ribereña. El grupo de soldados fue llevado por la fuerza ante los habitantes de San Nicolás Tolentino, quienes pretendían lincharlos. Los mantuvieron amarrados de pies y manos, hasta que la mañana del pasado miércoles 9 acudieron a esa población el secretario de Seguridad del estado, Ardelio Vargas, y representantes de la 25 Zona Militar, quienes identificaron a los soldados, los cuales aseguraron que habían ido de paseo a la comunidad. Los pobladores accedieron a soltar a los elementos del Ejército cuando el propio niño negó que fueran los responsables de habérselo llevado. De acuerdo con un recuento de la prensa local, este es el intento número 18 de linchamiento que se registra en Puebla, desde enero de 2011 a la fecha.

Comentarios