Regresaremos a clases por compromiso con padres: CNTE

viernes, 12 de junio de 2015
México, D.F., (apro).- La mayoría de los maestros de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) regresará a sus aulas el próximo miércoles 17, pero no por el ultimátum que dio la Secretaría de Gobernación (Segob), sino por "el compromiso con los padres de Oaxaca", aseveró el vocero del sindicato oaxaqueño, Benito Vázquez. En entrevista con Apro, el profesor señaló que esta tarde se reunirán los 81 representantes de las secciones en una asamblea, para determinar las acciones que emprenderán hasta ese día, ya que permanecerán en el plantón instalado anteayer sobre la explanada del Monumento a la Revolución, en repudio a la reforma educativa. El vocero insistió en que los maestros "no regresarán (a las aulas) por la presión" que puso el subsecretario Luis Miranda Nava el pasado miércoles 10, cuando cerró las negociaciones con el gremio y aseveró que no volverá a abrir la mesa de diálogo hasta que los maestros vuelvan a dar clases. Desde ese día no hubo comunicación entre los maestros y la Segob. Vázquez reiteró que la CNTE –que desde el pasado lunes 1 se mantiene en paro– impedirá el proceso de evaluaciones a docentes que la Secretaría de Educación Pública (SEP) llevará a cabo los próximos 20, 21 y 22 de junio. "Vamos a bloquear sedes, los maestros no vamos a aplicar el examen, tenemos el compromiso de detener la evaluación". Al preguntarle sobre las consecuencias que podrán generar esas acciones, Vázquez advirtió que la Sección 22 estará "atenta a todo", ya que –recordó– durante las acciones de boicot electoral del pasado domingo, entre ellas la quema de casillas, las autoridades detuvieron a 18 integrantes de la CNTE, quienes posteriormente fueron liberados. El pasado lunes 8, el titular de la SEP, Emilio Chuayffet, anunció la reanudación de la evaluación docente. Al respecto, Vázquez afirmó que los maestros “ya sabíamos” que las autoridades cancelarían la suspensión de las evaluaciones, ya que esta medida “era para desistirnos del boicot electoral, pero al final es un juego, es un engaño a la sociedad”. Calor sofocante Mientras, en el laberinto de tiendas de campaña, los maestros matan el tiempo bajo un sol abrasador. Debajo del techo de plástico que conforman las centenas de lonas tendidas por una telaraña de cuerdas, reina un calor sofocante. Unos maestros cotorrean, otros pican verduras y cocinan el arroz. Algunos más leen, revisan sus celulares o bordan. Parece un buen día para los vendedores de nieves y paletas. En todos los accesos al Monumento a la Revolución, columnas de granaderos rodean el plantón, parados en los escasos espacios con sombra. Desde las 7 de la mañana se ponen sobre sus escudos y se aburren. "Sólo ellos (los maestros) saben si se van a mover, nosotros tenemos órdenes", comentó un policía mientras comía trozos de naranja. Detrás se encuentran estacionados vehículos blindados, y sobre sus techos los policías vigilan el campamento con binoculares, con refresco en mano. Ayer, en un intento de bloquear el cruce de las avenidas Reforma y Bucareli, los maestros fueron replegados por un fuerte operativo de granaderos y redirigidos hacia el campamento. Vázquez recordó que el próximo domingo 14 se cumplirán seis años desde el violento desalojo de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPRO) del zócalo de esa capital, a manos de la policía, por lo que seguramente, dijo, los maestros realizarán actividades ese día.