Hace un año Osorio Chong festinó el fin de los gasolinazos… hoy guarda silencio

miércoles, 11 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación y señalado como aspirante presidencial, ha guardado silencio sobre el alza de más de 20% en las gasolinas, medida que ha detonado la furia popular, pero hace un año prometió que gracias a las reformas del presidente Enrique Peña Nieto ya no habría más gasolinazos y que inclusive bajaría el precio de las mismas, el gas y la energía eléctrica. El 5 de enero de 2016, Osorio encabezó en Veracruz la toma de protesta de Vanguardia Juvenil Agrarista de la priista Confederación Nacional Campesina (CNC) y, ante el entonces gobernador Javier Duarte --hoy prófugo acusado de saquear al estado--, ensalzó las reformas de Peña y sus efectos: “Hoy se acabaron eso que sufríamos año tras año, mes tras mes: hace un año que se acabaron en este país los gasolinazos. Ya no sube la gasolina, todo lo contrario, va a haber competencia para que bajen los precios de la gasolina. Ha bajado el gas, la energía eléctrica”. También subrayó ante la audiencia de priistas: “Esos son los beneficios de las reformas que a veces no se han podido explicar, pero eso es lo que quiere el presidente Peña a partir de las reformas que envió al Congreso”. Entusiasmado, Osorio Chong contagió a los presentes: “Y viene lo mejor, viene lo mejor porque por esas reformas se va a generar inversión que se va a dar en los estados, en el campo. Y se van a dar los empleos bien remunerados que todas y todos estamos deseando para las y los mexicanos”. En su discurso, aplaudido por Duarte, Osorio Chong destacó que Peña impulsó las reformas para beneficio de los mexicanos: “Ese es el objetivo fundamental. El presidente no pensó ni en su imagen ni en las encuestas; pensó en el beneficio para las mexicanas y para los mexicanos. Algunos de esos beneficios no le va a tocar verlos al presidente como presidente, pero van a llegar esos beneficios al paso de los años. Eso es pensar por México, eso es pensar para las y los mexicanos”. Y puntualizó que las reformas permiten hacer una transformación para ayudar a los que verdaderamente lo necesitan: “Menos discursos y más hechos; más acciones en las que los recursos que están en el presupuesto lleguen al campo, lleguen al ejido, lleguen a la comunidad”.