AMLO avala reunión de obispo con narcos; "hay que buscar la paz, no seguir con la guerra", dice

miércoles, 4 de abril de 2018
MONCLOVA, Coah. (apro).- La erradicación de la política con uso de fuerza, así como del proceso de “guerra” para combatir la inseguridad y la violencia, fue reiterado hoy por Andrés Manuel López Obrador. De hecho, el candidato presidencial saludó la posición polémica asumida por el obispo de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel, quien dijo haberse reunido con líderes criminales a los que solicitó dejar de matar políticos y restablecer servicios básicos que tienen bajo su control. Los capos habrían aceptado, e inclusive, comprometido a dejar que las elecciones se desarrollen libremente. “Veo con buenos ojos que tanto pastores como sacerdotes y obispos, busquen la reconciliación. Que se garantice la paz y tranquilidad, para que haya paz en México”, dijo López Obrador al finalizar el primer acto de su cuarto día de campaña. Cuestionado respecto a las declaraciones del prelado, el candidato por la coalición “Juntos haremos historia” añadió: “Yo no veo mal, no reprocho al obispo de Chilapa que tuvo esa reunión. Porque yo conozco la situación tan difícil que están viviendo... que bien que él se atrevió hacer eso y que se esté exhortando a que no haya violencia y que no le quiten la vida a nadie ni a candidatos ni a ciudadanos, que no haya sufrimiento para nuestro pueblo”. En el acto realizado en esta ciudad, ante unas mil 500 personas, López Obrador sostuvo que se debe buscar el diálogo, la reconciliación y la paz: “Es lo que tenemos que hacer todos, buscar la reconciliación y la Paz en México, yo voy a buscar la paz; yo no voy a seguir con la guerra; no voy a seguir la política del uso de la fuerza. Vamos a conseguir la Paz, atendiendo las causas que originaron la violencia” enfatizó.

Comentarios