Grupo criminal retuvo a ocho militares durante enfrentamientos en Culiacán

viernes, 18 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ocho elementos del Ejército estuvieron retenidos por el grupo criminal que participó en las balaceras de ayer en Culiacán, Sinaloa, admitió el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval. Sin dar detalles, el titular de la Sedena aclaró que los mismos fueron liberados al abortar el operativo de las fuerzas armadas. Sandoval no precisó en dónde fueron retenidos los militares ni cuanto tiempo permanecieron en manos de la delincuencia. En su relatoría de hechos, el general Sandoval resaltó la capacidad de respuesta del grupo criminal que salió en defensa de Ovidio Salazar, el menor de los hijos varones de Joaquín El Chapo Guzmán, pues no sólo retaron a las fuerzas armadas, también realizaron 19 bloqueos, ejecutaron 14 acciones contra personal del Ejército y la Guardia Nacional en distintas zonas de la ciudad, se apropiaron de 42 vehículos, dos de ellos propiedad de la Sedena, e incendiarios nueve más. Asimismo, detalló que atacaron el cuartel de la IX Zona Militar, el edificio del C-4 de la policía estatal, la base de operaciones de la cabecera municipal y una unidad habitacional para familias castrenses, y que dieron muerte a un elemento de la Guardia Nacional e hirieron a cinco agentes de la policía estatal. Sin capacidad de respuesta y para evitar que los sicarios atacaran a la población civil, el gabinete de Seguridad decidió doblar las manos y dejar ir a su presa. “Continuar con el operativo hubiera tenido un alto costo. No buscamos enlutar hogares, no vamos a regresar a las masacres generalizadas, no nos interesa andar envueltos en un manto de sangre, nuestro objetivo es resarcir el desgarrado tejido social”, argumentó por su lado el titular de Seguridad Pública federal, Alfonso Durazo Montaño.