Reactivan la Alianza para el Gobierno Abierto, pese a críticas de López Obrador

martes, 5 de marzo de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese que Andrés Manuel López Obrador critique regularmente a la “sociedad civil”, la Secretaría de la Función Pública (SFP), junto con el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de los Datos Personales (Inai) y el Núcleo de Organizaciones de la Sociedad Civil (NOSC) revivieron la Alianza para el Gobierno Abierto, una instancia de diálogo permanente entre gobierno y sociedad civil para elaborar políticas públicas. Las 10 organizaciones integrantes del NOSC abandonaron la iniciativa en mayo de 2017, ante los nulos avances de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) para esclarecer el uso ilegal que realizó el gobierno de Enrique Peña Nieto con el programa espía Pegasus contra periodistas y defensores de derechos humanos. La primera etapa en la reanudación de la iniciativa consistirá en la conformación de un “Comité Coordinador” que atenderá “la problemática de la vigilancia ilegal en México”, mediante la organización de un foro el próximo 26 de marzo. Los integrantes de la iniciativa “han reactivado el diálogo y los trabajos para coordinar los procesos de construccio?n, seguimiento y evaluacio?n de los Planes de Accio?n Nacionales de Me?xico ante dicha iniciativa internacional”, de acuerdo con un boletín emitido hoy. Hasta la fecha, la Fiscalía General de la República (FGR) no ha presentado avances en la investigación sobre el uso ilegal de Pegasus. Es incluso posible que la Agencia de Investigación Criminal (AIC) –que adquirió el malware durante la gestión del oscuro Tomás Zerón de Lucio-- haya destruido evidencias, como lo alertó la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) el pasado 20 de febrero. Esta nueva oportunidad para la iniciativa se llevará a cabo en medio de la abierta desconfianza de López Obrador hacia las organizaciones de la sociedad civil y hacia el propio Inai. En su conferencia mañanera del pasado 13 de febrero, por ejemplo, el presidente asoció la “sociedad civil” con la “derecha” y el “conservadurismo”. Para las organizaciones integrantes del NOSC, la experiencia de colaboración con el gobierno de Peña Nieto resultó muy amarga: en noviembre pasado, reconocieron que la administración incurrió en una “simulación del proceso de co-creación” de las políticas públicas, y que fueron engañadas con la promesa de que incidirían en las políticas públicas, pero en cambio fueron utilizadas para conseguir capital político.

Comentarios