Ebrard presume colaboración con BBVA y Grupo México para adquirir ventiladores

viernes, 15 de mayo de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En un “mensaje a medios” con aires de campaña promocional mutua, la Cancillería y las fundaciones de BBVA y Grupo México --del magnate Germán Larrea Velasco, otrora adversario del presidente Andrés Manuel López Obrador-- se cubrieron hoy de elogios y se congratularon por conseguir en el extranjero mil 48 ventiladores de asistencia para la atención de pacientes con síntomas graves de covid-19. Durante el breve evento, Eduardo Osuna y Lourdes Aranda, respectivos representantes de las fundaciones del banco español y de la empresa minera, presumieron los montos que los grupos financieros destinan a sus empresas filantrópicas –470 millones y 500 millones de pesos, respectivamente--, y aplaudieron a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y a su titular, Marcelo Ebrard Casaubón por la “impecable coordinación”. A su vez, éste les agradeció con profusión por su “compromiso” y “preocupación por el futuro del país”; a la par, se felicitó de que “a México le está yendo razonablemente en esta pandemia”. Grupo México, que el año pasado tuvo ventas por 10 mil 684 millones de dólares y utilidades por 3 mil 491 millones de dólares –“cifra récord en toda la historia” del grupo, según su informe financiero-- donó 48 ventiladores al sistema de salud, mientras que BBVA hizo gestiones para que lleguen otros mil ventiladores. En medio de la cacofonía provocada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) --que otorgó y posteriormente canceló un contrato para la compra de ventiladores a una empresa del hijo de Manuel Bartlett Díaz--, Ebrard está reforzando su capital político: aparte de coordinar las medidas de emergencia sanitaria en el país, el canciller se está presentando como el enlace con la cúpula empresarial del país.
Lucimiento
Ebrard se adjudicó por ejemplo los méritos por el acuerdo con las empresas que administran hospitales privados para que destinen algunas camas a la atención de derechohabientes del sector público; y todavía anoche, el canciller lanzó un mensaje a través de sus redes sociales para agradecer a otros poderosos grupos empresariales en el país --la fundación Alberto Baillères, Televisa, Bimbo, Ienova, IUSA, Master Card y Funsalud-- “por su aportación de 2000 respiradores al sistema de salud”. Estos mensajes de agradecimiento –refrendados en un comunicado oficial emitido anoche-- contrastan con las señales de hostilidad mutua que López Obrador y la élite empresarial mexicana –y sus representantes, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) o la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex)-- se expresaron durante esta crisis sanitaria. Durante el mensaje a medios de hoy, Ebrard presumió la estrategia que siguió la Cancillería para conseguir ventiladores: “ir a los mercados, otra estrategia ha sido hablar con el presidente de Estados Unidos, con el presidente de China, con la canciller de Alemania (…) en síntesis, yo creo que podemos ser optimistas hoy”. Te puede interesar: Signan acuerdo para garantizar atención gratuita en hospitales privados durante un mes

Comentarios