Oaxaca

Encinas recibirá a hijos del activista Víctor Yodo, desaparecido en 1978

Víctor Yodo fue fundador de la Cocei y un luchador por la defensa de las tierras, sin embargo, el 11 de julio de 1978, en pleno centro de Juchitán, llegó un comando del Ejército mexicano y se lo llevó, sin que a la fecha se sepa su paradero.
lunes, 11 de enero de 2021

OAXACA, Oax. (apro).- ¿A dónde se llevaron a Víctor Pineda Henestrosa los elementos del Ejército Mexicano del Onceavo Batallón de Infantería el día 11 de julio de 1978? Si lo liberaron, ¿dónde lo dejaron? Si lo mataron, ¿dónde lo dejaron? ¿Qué ocurrió con Víctor Yodo? ¿Qué le hicieron los soldados por órdenes de quién? ¿Quién ordenó la desaparición de mi padre? ¿Quiénes son los responsables de este crimen de lesa humanidad como lo es la desaparición forzada?

Son las preguntas que lanzaron la poeta y actual representante de los pueblos indígenas ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Irma Pineda Santiago, y el profesor zapoteco Héctor Pineda Santiago, ambos hijos del luchador social Víctor Yodo, desaparecido en el centro de Juchitán.

Tras solicitar al presidente Andrés Manuel López Obrador el esclarecimiento del caso, el gobierno federal les concedió una audiencia, el próximo jueves 14, con el subsecretario de Derechos Humanos y Población de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez.

“Este es el tiempo de que el Ejército se pueda lavar la cara y que asuman estos crímenes que cometieron en el pasado y se comprometan a que esa historia no se repita nunca más”, señalaron los hijos del activista desaparecido.

En una entrevista para Radio Universidad, la poeta zapoteca manifestó: “lo que nos preocupa es que Norma Reyes Terán, coordinadora para la atención de los Derechos Humanos en Oaxaca, nos comentó que la documentación sobre el caso de mi padre fue enviada al mismo Ejército. Nos parece grave, porque nosotros responsabilizamos al Ejército de la desaparición forzada, y que el gobierno del estado de Oaxaca haya entregado al mismo Ejército esta documentación nos pone en riesgo”.

Por ello –abundó-- “estamos visibilizando el caso como una manera de hacerlo conocer a la gente y que cualquier cosa que nos pueda pasar a la familia de Víctor Pineda Henestrosa, responsabilizamos al gobierno del estado de Oaxaca”.

En una carta enviada al presidente Andrés Manuel López Obrador solicitaron una audiencia con él y con el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, para tratar el tema de la desaparición forzada de Víctor Yodo, profesor zapoteca, dirigente de la Coalición Obrera, Campesina y Estudiantil del Istmo (Cocei).

Al no tener respuesta, decidieron hacer pública la carta, donde advertían que el próximo 2 de febrero representantes de la familia, amigos y compañeros de Víctor Yodo se presentarían en las oficinas de la Secretaría de Gobernación, con el fin de que la solicitada audiencia les fuera concedida. Ante la presión, serán recibidos el próximo jueves 14.

“A pesar de que llevamos más de 42 años exigiendo verdad y justicia por diversos medios, hasta la fecha sólo hemos recibido evasivas y simulación por parte de los diferentes funcionarios de gobierno (tanto estatal como federal), por lo que su actual mandato nos abrió las esperanzas de contar con una investigación seria y humana sobre la desaparición forzada de Víctor Pineda Henestrosa”, dice la misiva enviada al Ejecutivo.

El texto está firmado por Irma Pineda Santiago, Héctor Pineda Santiago, Gloria Sánchez López, Irán Santiago Manuel, Víctor Blas López, Leopoldo Degyves de la Cruz, Roberto López Rosado y siete personas más.

En la entrevista, la poeta zapoteca recordó que su padre fue fundador de la Cocei y un luchador por la defensa de las tierras ante los despojos, sin embargo, el 11 de julio de 1978, en pleno centro de Juchitán, llegó un comando del Ejército Mexicano del Onceavo Batallón de Infantería que estaba en ciudad Ixtepec, se lo llevó, y a más de 42 años no se sabe dónde está.

Mencionó que su madre, la profesora Cándida Santiago y esposa de Víctor Yodo, hizo la denuncia ante el Ministerio Público, mientras que su abuela, Lucina Henestrosa, se puso en huelga de hambre frente a la Catedral.

“Ahora continuamos en esta búsqueda de verdad y justicia para saber qué hicieron los solados con nuestro padre, saber dónde lo dejaron. Si lo liberaron, dónde lo dejaron, o si lo mataron, dónde lo dejaron.

“Lo que queremos es encontrar una respuesta a esta búsqueda de verdad y justicia y que el Estado asuma la responsabilidad del brazo ejecutor que fueron las fuerzas armadas”.

Añadió: “a lo largo de los sexenios, tanto priistas como panistas fueron indolentes, sin ninguna sensibilidad a estos temas”.

Sobre el Ejército, dijo: “tenemos muy claro que este gobierno se está sustentado en las fuerzas armadas, como los gobiernos anteriores, pero es la oportunidad para que el Ejército se reivindique”.

 

Más de

Comentarios