Oaxaca

Emiten alerta rosa por desaparición de la ambientalista oaxaqueña Irma Galindo

La Fiscalía de Oaxaca emitió una alerta rosa por la desaparición de la ambientalista Irma Galindo Barrios, quien desapareció hace 14 días, cuando se encontraba en la CDMX.
miércoles, 10 de noviembre de 2021

OAXACA, Oax. (apro).– La Fiscalía General de Oaxaca emitió una alerta rosa por la desaparición de la ambientalista Irma Galindo Barrios, quien lleva 14 días con paradero desconocido.

La defensora de los bosques de su pueblo Ñuu Savi se encontraba en la Ciudad de México acopiando víveres para llevar a su gente de las comunidades Guerrero Grande, Mier y Terán y Ndoyonoyuji, pertenecientes al municipio de San Esteban Atatlahuca, que fueron atacadas por un grupo armado por denunciar la depredación de sus recursos naturales.

A su vez, la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México informó que el 27 de octubre fue el último día en que la activista se conectó a redes sociales, donde denunció el conflicto que vive su pueblo Ñuu Savi debido a la depredación del bosque y a prácticas que ha aplicado el gobierno de Oaxaca, como el desplazamiento forzado de los habitantes defensores de Mier y Terán y Ndoyonuyuji.

Y agregó que la ambientalista Irma Galindo se encontraba amenazada desde hace más de tres años debido a su labor en favor de los bosques de San Esteban Atatlahuca, Oaxaca.

A su vez, el presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedhapi), Maurilio Santiago Reyes, informó que ya se presentó la denuncia ante la Fiscalía General.

“Lo última vez que supo de ella fue el día 27 de octubre. Ella fue a una marcha a la Ciudad de México y a recoger despensa porque estaba haciendo acopio de víveres y ropa para los desplazados de Atatlahuca. Ella regresaba del metro Barranca del Muerto y desde ahí se le perdió la pista”, agregó Santiago Reyes.

Cabe mencionar que desde el 21, 22 y 23 de octubre del 2021, un grupo armado atacó las comunidades Ndoyonoyuji, Guerrero Grande y Mier y Terán, con un saldo de un muerto, cuatro desaparecidos, decenas de casas incendiadas y alrededor de 300 desplazados, según consta en la carpeta de investigación 35007/FMIX/TLAXIACO/2021.

De acuerdo con la red, la activista tenía proyectado acudir el 29 de octubre a la Junta de Gobierno del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en Ciudad de México, pero nunca llegó. La defensora llevaba resguardándose por su cuenta desde 2019 a falta de mecanismos de protección estatales.

El Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas no tiene bajo su resguardo a Irma Galindo, puesto que ha clasificado las amenazas a su vida e integridad como riesgo “ordinario”, lo que significa que “puede esperar” y que “su vida no corre peligro”, pese a las evidencias de mayor riesgo.

Desde 2018, Irma ha enfrentado intimidación por parte de personas servidoras públicas, así como hostigamiento, persecución, campañas de difamación y amenazas de muerte a raíz de su defensa de los bosques, y a raíz de su denuncia de tala ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En noviembre de 2017, Irma fue electa como regidora suplente de cultura, pero fue destituida por su oposición a la tala del bosque en San Esteban Atatlahuca, y por denunciar a las autoridades que “invertían más en la compra de alcohol que en cultura”.

En 2018, Irma comenzó a denunciar la existencia de un aserradero que estaba destruyendo el bosque con permisos de autoridades federales y aceptación de las autoridades locales y comunitarias. Esta situación fue presentada ante la Semarnat, sin que se diera respuesta.

Ese mismo año, Irma presentó una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) en Tlaxiaco por actos de intimidación cometidos por servidores públicos en su contra. También acudió a la vicefiscalía regional en Tlaxiaco sin que se diera seguimiento a las quejas presentadas.

El 27 de octubre de 2019, Irma denunció en su muro de Facebook el clima de hostigamiento y persecución en su contra por parte del presidente municipal Heriberto Nicanor Álvaro Galindo y del comisariado Crescenciano Sandoval Quiroz.

El 10 de noviembre de 2019, fue incendiada su casa y desde ese momento se vio obligada a esconderse durante varios días. En la misma fecha fueron incendiadas alrededor de 10 casas más de su comunidad. Se responsabilizó de tales hechos al presidente municipal y a las autoridades comunitarias.

El pasado 23 de octubre del 2021 hubo ataques armados en los pueblos de San Esteban Atatlahuca que obligaron a cientos de personas a abandonar sus hogares; decenas de niñas, niños, mujeres y personas de la tercera edad debieron permanecer en un campamento improvisado en la comunidad de Mier y Terán y Ndoyonuyuji.

La red exigió a las autoridades mexicanas una investigación rápida e independiente que garantice la aparición con vida de la defensora Irma Galindo y pidió a la comunidad internacional y a sus aliadas que se mantengan vigilantes ante esta situación para demandar la aparición con vida de Irma.

Comentarios