Reforma eléctrica

Empresas de EU "están preocupadas" por la reforma eléctrica: Ken Salazar

El embajador de EU en México, Ken Salazar, insistió en que las empresas de su país “están preocupadas” por la reforma eléctrica que impulsa el presidente López Obrador, pues han invertido cerca de mil millones de dólares en ese sector.
martes, 9 de noviembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, insistió hoy que “por supuesto” las empresas de su país “están preocupadas” ante la reforma eléctrica que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues han invertido cerca de mil millones de dólares en ese sector.

En sintonía con sus declaraciones de la semana pasada y la carta que 40 congresistas enviaron a altos funcionarios del gobierno de Joe Biden, Salazar refrendó hoy en conferencia de prensa que México “necesita las inversiones de las empresas estadunidenses”, y señaló que su gobierno analiza “los motivos de la reforma” para ver si “hay algunos caminos a los que podamos llegar. No sé si eso sea posible”, apuntó.

Declaró que, en el marco del diálogo bilateral, los gobiernos de Biden y López Obrador discuten sobre “las cosas más importantes”, y añadió: “Una de estas cosas es la energía”.

El pasado miércoles 3, el diplomático encendió una polémica en los círculos políticos y empresariales del país cuando informó, a través de su cuenta de Twitter, que se había reunido con funcionarios del gobierno federal, a quienes expresó las “serias preocupaciones” de la administración de Biden respecto a la reforma eléctrica.

Ese mismo miércoles, un grupo de 40 congresistas republicanos envió una carta a cuatro altos funcionarios del gobierno de Joe Biden, en la que exigieron que Washington presione a México para que “cese sus acciones discriminatorias y para proveer a las empresas de Estados Unidos que operan o hacen comercio en México, de un piso parejo, como se planteó en el Tratado de Libre Comercio (TMEC)”.

Al día siguiente, el canciller Marcelo Ebrard Casaubón reclamó a Salazar sus declaraciones, pues reveló que existía un acuerdo con Washington para que el gobierno vecino no emitiera una postura hasta “escuchar qué es y qué no es” esta reforma. En octubre pasado, el mismo Ebrard había asegurado que la reforma eléctrica no sería tema en la relación bilateral.

Pero al siguiente día el embajador subió una fotografía en sus redes sociales donde aparece rodeado de “líderes” del sector eléctrico, y expresó públicamente su apoyo a las “empresas de Estados Unidos y México” que brindan “energía limpia, asequible y confiable a México”.

“Líderes del sector eléctrico me contaron de primera mano sobre su trabajo continuo para lograr este objetivo”, añadió, en un claro respaldo al sector privado y a sus protagonistas.

Comentarios