Estados Unidos

Gobierno de EU dará prioridad a solicitantes de asilo refugiados en Matamoros

El gobierno de Joe Biden anunció que la prioridad en el procesamiento de solicitantes de asilo serán los solicitantes que más tiempo llevan en lista de espera y los que se encuentran en Matamoros, Tamaulipas
viernes, 12 de febrero de 2021

WASHINGTON (apro).- El gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que la prioridad en el procesamiento de solicitantes de asilo, a partir del próximo viernes 19, serán los peticionarios que más tiempo llevan en lista de espera y los que se encuentran en Matamoros, Tamaulipas.

En teleconferencia de prensa, Roberta Jacobson, asesora especial del presidente Biden y coordinadora de la Frontera Sur del Departamento de Estado, señaló que como parte de esta nueva estrategia migratoria se abordarán primero los casos más urgentes.

“Debemos enfocarnos con el gobierno de México en los campos de refugiados con condiciones más difíciles, el campo de refugiados en Matamoros como prioridad”, subrayó la también exembajadora de Estados Unidos ante el gobierno mexicano.

Jacobson explicó que, en el caso del campo de refugiados en Matamoros, el objetivo es ofrecer a los migrantes los servicios humanitarios urgentes, lo que –subrayó-- puede tardar semanas o meses, además de garantizar que a esos campamentos no lleguen nuevas personas.

El gobierno de Biden notificó esta semana al Congreso federal estadunidense que comenzará a revisar el caso de unos 25 mil migrantes --en su mayoría centroamericanos-- solicitantes de asilo y excluidos de ello por el Protocolo de Protección a Migrantes de la presidencia pasada.

“Se trata de inaugurar una nueva etapa para procesar a migrantes solicitantes de asilo y crear un sistema migratorio seguro, ordenado y humano”, indicó Jacobson al destacar el contraste de estas acciones con lo realizado por el expresidente Donald Trump.

Con el Protocolo de Protección a Migrantes, la presidencia de Trump cerró a los peticionarios la oportunidad de ingresar a Estados Unidos, obligando al gobierno mexicano a hacerse cargo de ellos mientras recibían respuesta a su solicitud, que podría tardar meses o años.

La funcionaria del gobierno de Biden explicó que, bajo la nueva fase migratoria sobre asilo, los peticionarios lo podrán hacer sin necesidad de ponerse en riesgo en una migración forzada, ya que no tendrán que moverse de donde se encuentran ahora para recibir una respuesta.

“Tienen que registrarse, y hasta que tengan una cita podrán acercarse para cruzar la frontera”, indicó Jacobson, y dijo que para ello colaborarán con el gobierno de México, organizaciones internacionales y no gubernamentales, y los gobiernos locales y estatales de Estados Unidos.

“No hagan caso a traficantes y a criminales de que la frontera está abierta porque no es así”, alertó la exembajadora en México, quien ya había lanzado el anuncio de que en Estados Unidos serán detenidos quienes intenten entrar ilegalmente a su país por la frontera sur.

Con el objeto de crear un proceso seguro, ordenado y humano, en los próximos días el gobierno de Biden revelará la dirección de una página de Internet para que, desde donde se encuentren en su país de origen, los peticionarios de asilo puedan procesar su solicitud.

Por medio de esa página cibernética podrán revisar el estatus de sus casos y recibir la cita en la frontera estadunidense, en caso de que su pedido haya sido aceptado para revisión. En paralelo se creará una línea telefónica gratuita para las personas que no tienen computadora ni servicio de Internet.

A los miles de solicitantes de asilo atorados en el Protocolo de Protección a Migrantes, Jacobson les pidió paciencia, e insistió en que los primeros en ser atendidos serán aquellos con mayor tiempo en la lista de espera y los que están en centros de refugio en Matamoros.

Comentarios