CFE

Goldman Sachs reclama que la CFE se niega a pagar deuda de 400 mdd

El banco de inversión estadounidense Goldman Sachs denunció que la Comisión Federal de Electricidad le adeuda 400 millones de dólares por un contrato de gas natural.
lunes, 17 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El banco de inversión estadounidense Goldman Sachs denunció que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) le adeuda 400 millones de dólares por un contrato de gas natural.

De acuerdo con Bloomberg, la tormenta invernal a principios del año que generó apagones luego de que quedaron congelados las turbinas eólicas así como algunos oleoductos, además de que provocó el cierre de pozos de petróleo y gas, mientras los precios de la energía iban en aumento.

Entre CFE Internacional y Goldman Sachs firmaron un contrato de gas natural. Las obligaciones del banco de inversión, estaban vinculadas a  un índice mensual de precios de gasolina, mientras que la unidad de CFE estaría expuesta a las tasas diarias  en centros como el de Waha, Texas.

El precio diario se multiplicó por 100, mientras que el precio mensual se mantuvo sin cambios, lo que dejó a la CFE con el compromiso de pagar hasta 400 millones de billetes verdes.

La CFE, dirigida por Manuel Bartlett, argumentó que los comerciantes que iniciaron el trato en su subsidiaria no estaban autorizados para hacerlo, y algunos de ellos ya se han ido, dijeron las fuentes de Bloomberg.

La “empresa productiva del estado” aseguró que no tenía que cumplir con el contrato debido al extremo e imprevisible precio, y afirmó que Goldman no logró un contrato sólido ‘como una roca’ porque no obtuvo un asentimiento explícito de la empresa matriz como garante del intercambio, lo que socavó la capacidad del banco para extraer el dinero.

Para el banco estadounidense, la disputa se reduce a una obligación contractual que su contraparte está obligada a cumplir, incluso si la deuda resultó de un desastre imprevisto.

Argumentó en privado que dicho intercambio se realizaba de manera rutinaria entre las dos partes y que la subsidiaria incluso manifestó en documentación que tenía una garantía de la empresa matriz, subrayó una persona cercana a Goldman.

Los registros de chat durante el trato indican que la subsidiaria de CFE estaba buscando aprobaciones de su matriz sobre varios aspectos del comercio, comentó la fuente consultada.

Bloomberg afirmó que no está claro cómo y cuándo Goldman Sachs podrá cobrar el dinero que insiste en que se le debe, especialmente ahora que CFE se convierte en una parte central de la campaña del presidente mexicano para remodelar el mercado energético nacional.

Comentarios