Coronavirus

Cinvestav identifica subgrupo de células asociadas con la gravedad de síntomas de covid-19

Especialistas del Cinvestav identificaron un subgrupo de las células B del organismo, que producen anticuerpos denominadas DN2 y DN3, los cuales se asocian con la gravedad de los síntomas de covid-19.
jueves, 20 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Especialistas del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) identificaron un subgrupo de las células B del organismo, que producen anticuerpos denominadas DN2 y DN3, los cuales se asocian con la gravedad de los síntomas de covid-19.

Las células B son conocidas por ser parte de los mecanismos de defensa del organismo para enfrentar agentes dañinos, entre ellos los virus, “y existen indicios de que el nuevo coronavirus afecta su cantidad y función, lo que hace necesario estudiar si esto pudiera influir en el curso que tomará la enfermedad covid-19”, informó el Cinvestav en un comunicado.

Los resultados del estudio, publicado en Frontiers in Immunology, indican que los perfiles de las células B en pacientes con síntomas leves de covid-19 están diversificados y no hubo diferencias en los sujetos sanos, pero sí existe un vínculo entre los cambios y el desarrollo de la gravedad de la enfermedad.

Se trata de células conocidas como doble negativas (DN), DN2 y DN3, que se han encontrado en procesos inflamatorios crónicos, según los especialistas, pero admitieron que desconocen su funcionalidad.

Lo que sí observaron es que las células DN2 incrementaron en casos graves y críticos, y las DN3 aumentaron de manera significativa en la medida que empeoraba la enfermedad.

“Sin embargo, para comprender las implicaciones de lo anterior se requiere información de la función de estos subtipos de células B, tanto en condiciones de buena salud como en el contexto de diversas enfermedades, en especial infecciosas”, explicó Víctor Sosa.

Al analizar la cantidad y tipos de células B presentes en 52 muestras de sangre del mismo número de personas positivas a covid-19 en estado leve, grave y crítico, encontraron que en los casos de enfermedad grave disminuyeron drásticamente las células B, conocidas como “de memoria”, capaces de suprimir infecciones posteriores tras la primera exposición a un patógeno.

Las clasificaron como personas sanas, con covid-19 en su etapa leve, con síntomas como fiebre y signos de infección respiratoria; grave, con insuficiencia respiratoria y crítica, que necesitaban ventilación mecánica, choque o falla orgánica.

En estos pacientes enfermos graves de covid-19, las células secretoras de anticuerpos encargados de defender al organismo de agentes dañinos se incrementaron, pero no representaron una mayor protección para el enfermo, “ya sea porque no son específicos ante el virus causante de la infección, se generan en una etapa tardía o producen moléculas que promueven la inflamación”.

Dicho estudio fue realizado por la investigadora del Departamento de Biomedicina Molecular del Cinvestav, Vianey Ortiz Navarrete; el estudiante de doctorado Víctor Andrés Sosa Hernández, y José Luis Maravillas Montero, graduado del Cinvestav, junto con investigadores y estudiantes del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” y de la Red de Apoyo a la Investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Comentarios