CDMX

Personal del Hospital Pediátrico Tacubaya impide acceso de directora y denuncia abusos

Los empleados alegaron  que, con el beneplácito de las autoridades capitalinas, la directora Carreño, con ayuda de la subdirectora Margarita Hernández, siguen abusando del personal del hospital.
lunes, 21 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Médicos y trabajadores del Hospital Pediátrico Tacubaya (HPT) impidieron esta mañana que Leonarda Carreño, directora del nosocomio, ingresara a su oficina, al acusar que Oliva López Arellano, secretaria de Salud de la Ciudad de México, se ha negado a detener el autoritarismo y abuso por parte de la directora.

Los manifestantes denunciaron que Carreño contrata a “amigos” en áreas ya cubiertas del hospital, cuando actualmente no hay personal médico de cirugía en la zona de quemados, servicio prioritario de este hospital.

Los empleados alegaron  que, con el beneplácito de las autoridades capitalinas, la directora Carreño, con ayuda de la subdirectora Margarita Hernández, siguen abusando del personal del hospital.

“Ante la falta de interés de las autoridades superiores que raya en el encubrimiento y solapamiento de la mala administración de las autoridades de este Hospital Pediátrico Tacubaya, el día de hoy, emprendemos en nuestro hospital acciones en defensa de nuestros derechos laborales y en contra del despotismo, autoritarismo y mala administración en nuestro hospital”, fue el mensaje que circuló de manera interna entre los empleados.

En entrevista con Apro, el doctor Molina explicó:

“La directora está muy fortalecida porque las autoridades superiores no hacen caso, lo que no toman en cuenta es que hay mucha molestia entre los médicos y el personal de salud. Estamos molestos por esta gestión muy autoritaria e irresponsable de la directora, porque sigue cometiendo muchas irregularidades”.

Por ejemplo, señaló que Carreño está dejando servicios sin médicos, negando derechos que están incluso convenidos por escrito con las autoridades superiores, así como molestado y lastimando a los médicos que han manifestado su inconformidad al cambiarlos de servicio.

“Los trabajadores consideramos que es una situación intolerable. Por ejemplo, los que estamos trabajando somos muy pocos y ya estamos agotados. Por ley, cuando alguien trabaja un día festivo o un día concedido, se le tiene que pagar con dos días de descanso. Hay enfermeras que se quedan solas en el servicio con todos los pacientes, pero en lugar de respetar un rol que las propias enfermeras hacen para poder apoyarse con el fin de no estar solas en los servicios y al mismo tiempo poder gozar de esa prestación, es ignorada por la directora”, dijo.

“Lo que la directora hace es decir simplemente ‘no se van’ y la mitad del personal tiene un día y la mitad otro día, sin tomar en cuenta ni a la jefa de enfermeras. Esto genera mucho problema, porque si se va la mitad de enfermeras la otra mitad tiene que hacerse cargo de todo el hospital en todos los turnos. ¡Esto es un descuido tremendo!”.

Y puso un ejemplo: “En mi servicio habíamos cinco cirujanos plásticos en el turno matutino, ahorita sólo hay uno, yo. Además, autorizó el cambio de un cirujano plástico el fin de semana, sin ningún motivo, de los que atendía en el área de quemados. El cirujano de quemados se acaba de ir de vacaciones, se lo anticipamos a la directora Carreño y no hizo caso, y ahorita el área de quemados, que es un área vital, no tiene cirujano plástico, por lo que no tiene atención de cirugía, así va a estar por 15 días.

“Después, me voy yo de vacaciones y el área de cirugía plástica que ve a los pacientes con afecciones que requieren de este tipo de cirugía, no sólo a los que llegan directamente aquí, sino a los que trasladan de otros hospitales, va a quedar sola. Todos los pacientes que lleguen al área de urgencias se van a ir sin atención”, refirió el cirujano Molina.

Aseguró que la doctora Carreño ha contratado médicos “amigos” que no tienen justificación alguna para laborar en el hospital.

“Hay un terapista intensivo que llega en ocasiones a las 12 del día, Hay un infectólogo que no tiene ninguna función porque hay infectólogo aquí en el hospital, pero casualmente la persona que llegó es amigo de ella. Por otro lado, no hay un incremento en infecciones y prefieren contratar a un infectólogo en lugar de otro cirujano plástico, cuando este último es realmente el que urge”, indicó.

“Se pidió a las autoridades superiores, como a la secretaria Oliva López Arellano, a través de José Alejandro Ávalos Bracho, director general de Prestación de Servicios Médicos y Urgencia de la Secretaría de Salud de la CDMX, que intervinieran, (sin embargo) han quedado de venir al hospital tres o cuatro veces y nunca llegan. Prefieren ya no recibir a la comitiva que va a tratar de explicarles que la situación ya no puede seguir así. Por todo ello, desde este lunes, decidimos prohibir, de manera definitiva, la entrada a su oficina a la directora Leonor Carreño”.

Las actividades del nosocomio no son afectadas por las acciones que emprendió el personal la mañana de este lunes.

Más de

Comentarios