AMLO

Seguirá política de "abrazos no balazos"; no soy Peña ni Calderón: AMLO ante violencia criminal

“No, yo no soy Peña, ni soy Felipe Calderón. No soy partidario del mátalos en caliente, no soy partidario de masacres, no soy partidario de torturas, no soy partidario de la asociación delictuosa que se daba entre delincuencia y autoridades”, dijo el mandatario al defender su estrategia de seguridad
martes, 6 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por vez primera el presidente Andrés Manuel López Obrador habló largo de la abierta disputa que desde hace ya algunas semanas mantienen organizaciones criminales antagónicas por el control de la región de Tierra Caliente y que ha trastocado la vida de la población, particularmente en el municipio de Aguililla.

Y dirigiéndose a los medios de comunicación que condenan su pasividad por lo que sucede en dicha región, el mandatario dijo que “aunque se burlen seguirá pregonando su doctrina “abrazos, no balazos”.

Luego de señalar que sus adversarios están muy interesados en que su gobierno caiga en la provocación, que se manche las manos de sangre, dijo que eso no va a ocurrir.

“No, yo no soy Peña, ni soy Felipe Calderón. No soy partidario del mátalos en caliente, no soy partidario de masacres, no soy partidario de torturas, no soy partidario de la asociación delictuosa que se daba entre delincuencia y autoridades”, puntualizó.

Actualmente, dijo, se vive una temporada de “canallas” y “zopilotes” que sólo buscan asediar al gobierno federal.

Pero les advirtió que no va a caer en el garlito. “Tenemos ideales y principios, vamos a seguir adelante, vamos a cuidar no caer en ninguna provocación y, al mismo tiempo, que bien que tenemos esta posibilidad de comunicarnos con la gente. Estoy seguro que en Aguililla, van a tenernos confianza y vamos a seguir con el dialogo hasta llegar a acuerdos, pacificar no solo Aguililla, todo el país, cuando se actúa de buena fe”, indicó.

López Obrador hizo un llamado a la población de Aguililla para que no se dejen manipular por los grupos delictivos que se disputan la región de Tierra Caliente de Michoacán y advirtió que el Ejército no se va a retirar de la zona.

“Que no se tome el camino de la violencia, de la confrontación, que hagamos a un lado el odio el rencor, que llevemos a la practica el principio del amor al prójimo, que no nos hagamos daño, no a la violencia, si a la paz, al dialogo”, señaló el presidente.

Enseguida, insistió en su llamado y pidió que los habitantes de Michoacán, “no se dejen manipular por grupos delictivos que tienen otros propósitos que, aunque aparentan ser muy buenos y les reparten despensas o les ayudan, solo los están utilizando”, indicó.

En ese sentido, consideró que el gobierno federal está en “la mejor disposición de ayudar” pero exhortó a no optar y decidir por resolver los problemas a través de la violencia, “se los pide el presidente de México”, expresó. 

“Conozco el pueblo de Michoacán, y es un pueblo bueno y trabajador, que no se dejen llevar, que no los enganchen porque hay dos o tres grupos, quieren apoderarse de territorios y provocar confrontación y pérdida de vidas humanas”, dijo el tabasqueño y agregó:

“Nosotros no queremos eso, no queremos que nadie pierda la vida, no quiero que pierdan la vida quienes están en las bandas delictivas, no quiero que pierda la vida nadie. No estoy de acuerdo con la vía violenta, soy pacifista que aunque se burlen porque tengo una razón de fondo, voy a seguir diciendo: abrazos no balazos”, sentenció el mandatario.

Ejército y GN darán protección al pueblo

Enseguida, recordó que la paz es fruto de la justicia y señaló que no se puede enfrentar la violencia con la violencia, no se puede enfrentar el mal con al mal y no se puede apagar el fuego con fuego, recordó que ya se abrió una mesa de dialogo en Aguililla y advirtió:

“Pero con mucha claridad también les digo, no puede dejarse sin protección a la población, tiene que seguir el Ejército y la Guardia Nacional porque si no, se convierte en terreno de nadie o de quien se impone mediante la violencia y somete, y eso no lo vamos a permitir”, advirtió el presidente López Obrador. 

Enseguida arremetió contra sus adversarios y criticó la expansión de los grupos de autodefensa en Michoacán.

“El Estado tiene como función básica garantizar la paz y la tranquilidad, no le vamos a dejar como antes el que garanticen la paz, los grupos de auto defensa eso no, eso fue un grave error que causó muchas vidas, eso ya no se acepta y estamos buscando el dialogo”, expresó y agregó:

“Están muy interesados nuestros adversarios, mucho muy interesados en la provocación, en que caigamos en la trampa de la provocación, de la violencia porque quisieran mancharnos, quisieran poder decir: Es lo mismo de antes”, 

El mandatario dijo que el Ejército no se va a retirar de Aguililla para buscar que “se logre un acuerdo” y se evite “la violencia, y confrontación”.

También, criticó el hecho de que algunas personas piensan que el conflicto armado en Michoacán es un asunto entre delincuentes y de esa forma se justifican los homicidios.

“Sí, pueden ser enfrentamientos entre ellos, pero nosotros tenemos la obligación como esta de proteger la vida de todos”, señaló.

Luego, dijo que analiza la posibilidad de visitar la zona de conflicto en Michoacán y que está al pendiente de lo que sucede en la región.

“Voy a ver cuándo puedo ir y también no voy porque no quiero hacerle el caldo gordo a la prensa amarillista y a nuestros adversarios, se imaginan si voy a estar en eso. Híjole El Reforma, El Universal, las televisoras y todos hablando nada más de eso”, indicó.

“Estoy pendiente, estoy atento, estamos actuando, pero pues no me estoy chupando el dedo por algo soy el presidente de más edad en la historia de México, hasta lo dicen mis adversarios y les concedo razón, ya estoy chocheando”, ironizó.

Comentarios