UDLAP

Estudiantes de la UDLAP exigen liberación de instalaciones; "campus libre ya"

En un manifiesto, representantes de la comunidad estudiantil advirtieron que mientras otras universidades este día regresan a clases presenciales, los alumnos de esta institución no pueden entrar al campus desde el 29 de junio por lo que seguirán sus clases a distancia.
lunes, 30 de agosto de 2021

PUEBLA, Pue. (apro).- Académicos, estudiantes y padres de familia de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) se manifestaron hoy frente a las instalaciones de la casa de estudios para exigir al patronato nombrado por el gobierno del estado que entregue el campus a la rectora interina, Cecilia Anaya Berrios, para que puedan retornar a clases presenciales.

Los manifestantes marcharon por la calle 14 Oriente para después realizar un mitin frente a una de las entradas a las instalaciones de la UDLAP, portando consignas como “Armas no, libre sí” y “Campus libre, ya”

La protesta tuvo como demandas la salida de la policía estatal y de las guardias de seguridad que no pertenecen a la comunidad universitaria; salida de los “ocupantes” que tienen tomadas las instalaciones; el regreso seguro al campus coordinado por la rectora interina, Anaya Berrios, y su equipo, así como la exigencia de que las autoridades salvaguarden el derecho a la educación de los estudiantes.

En un manifiesto, representantes de la comunidad estudiantil “Yo soy UDLAP” advirtieron que mientras otras universidades este día regresan a clases presenciales, los alumnos de esta institución no pueden entrar al campus desde el 29 de junio por lo que seguirán sus clases a distancia. “Esta realidad ha acelerado diversas afectaciones a nuestro desarrollo académico”, afirmaron.

Además, acusaron al patronato nombrado por el gobierno de Miguel Barbosa Huerta, de haber iniciado acercamientos personales con académicos, estudiantes y administrativos, que rayan en el acoso y la presión.

“Mantenemos nuestro rechazo a las formas a las que el patronato impuesto se ha acercado con insistencia a la comunidad universitaria, tales como académicos, estudiantes y administrativos. El acoso por parte de quienes hoy mantienen tomada nuestra universidad lo rechazamos inmediatamente”, dijeron los jóvenes.

Cabe señalar que la casa de estudios opera en los hechos con dos autoridades. Por un lado, el patronato nombrado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada (JCIAP)del gobierno de Puebla, presidido por una persona de nombre Horacio Magaña y que tiene como rector al ex perredista Armando Ríos Piter, solo tiene el control de las instalaciones.

Mientras que los académicos y planta administrativa de la UDLAP aún se mantienen leales al anterior patronato y al rectorado nombrado por éste, encabezado ahora por Anaya Berrios, luego de que Luis Ernesto Derbez pidió licencia para enfrentar la orden de aprehensión que se giró en su contra por el presunto delito de “fraude específico”.

Comentarios