Elude ombudsman aclarar "acuerdo político" con Mancera

lunes, 11 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Ante el proceso de amparo iniciado por el consejero de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Manuel Fuentes Muñiz, por la “falta de transparencia” con que se designó a Perla Gómez Gallardo, nueva ombudsman capitalina, el quejoso señaló que corresponde a las autoridades judiciales determinar “la solvencia” de la demanda. Entrevistada por representantes de medios de comunicación al término de una reunión de trabajo con consejeros del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (Infodf), Gómez Gallardo defendió su cargo, así como el nombramiento de Sergio Jesús González Muñoz. De acuerdo con información publicada por Proceso 1932, que circula esta semana, Sergio Jesús González es compadre del secretario de Gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano. El nombramiento de González Muñoz, destaca el reportaje publicado por el semanario, fue parte de “un acuerdo político” entre el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Manuel Granados Covarrubias, quien avaló a Perla Gómez, y Héctor Serrano, quien propuso a su compadre para ocupar la vacante que dejó Luis González Placencia, en septiembre pasado, cuando renunció a continuar con el proceso de ratificación de su encargo al frente de la CDHDF. Como lo revela la revista, González Muñoz y Serrano sellaron una amistad de más de 20 años, el 3 de agosto pasado, fecha en que el secretario de Gobierno capitalino apadrinó la primera comunión de dos hijos de González Muñoz y de Adriana América Ramírez Anguiano, en la iglesia del Altillo de Coyoacán. Al ser cuestionada este lunes sobre este asunto, Perla Gómez dio una respuesta escueta y dio por terminada la entrevista colectiva: “Ustedes pueden verificar el perfil (de González Muñoz) y que había una visitaduría que estaba acéfala, y tal cual se están revisando los rezagos. Muchas gracias”. La doctora en derecho y experta en libertad de expresión fue seguida por los representantes de los medios para que explicara si la relación del tercer visitador con Serrano y eventualmente el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera no le restaba legitimidad, así como el motivo de designar a un especialista en temas electorales en una visitaduría dedicada a la defensa de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales. Las preguntas quedaron en el aire, pues Gómez Gallardo se subió a una camioneta gris sin responder los cuestionamientos. Antes de cortar la breve entrevista colectiva, la presidenta de la CDHDF dijo ser respetuosa de la decisión de Fuentes Muñiz, quien también contendió por el cargo. “Yo soy institucional y tal cual las instituciones funcionan para que cada quien pueda hacer valer y agotar todas las instancias que corresponda. Estaremos muy atentos y seremos muy respetuosos”, ofreció. –¿Lo que se está cuestionando es la falta de transparencia en su nombramiento? --se le planteó. –Eso lo tendrá que valorar la autoridad correspondiente –agregó Perla Gómez--, yo estaré muy atenta, eso es parte de lo que se da en una sociedad democrática, donde hay concursos, donde hay mecanismos, y tal cual es un derecho presentar las demandas correspondientes. –¿No le resta legitimidad que esté en entredicho porque el primer nombramiento del tercer visitador sea el compadre del secretario de Gobierno? –No. Hay situación de legitimidad de inicio por la votación unánime (en la ALDF), lo que hay también es la ratificación de personal que está trabajando en la Comisión, de todos los niveles, desde el secretarial hasta los altos, porque lo que estamos reconociendo es el trabajo que se está desarrollando en la propia Comisión. Lo importante es la situación de presentar los procedimientos, las demandas, y otra es la solvencia o no cuando se resuelvan. Voy a ser cuidadosa con el seguimiento y finalmente serán las autoridades las que resuelvan. La demanda de amparo de Fuentes Muñiz fue presentada el viernes 8 y turnada al Juzgado Décimo de Distrito en materia Administrativa de esta capital contra los diputados locales, bajo el registro 919729/2013. Se acusa a los legisladores de “dejar de resguardar la autonomía de la CDHDF”, al permitir la “intervención del Ejecutivo local, a través de la Secretaría de Gobierno, para imponer a una persona de su preferencia”, de ahí que en el documento se acuse a los diputados de “omisión y falta de aprobación de dictamen para nombrar presidente de la Comisión de Derechos Humanos del DF”. Según el también litigante, miembro de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), los legisladores habrían violentado la “Ley Orgánica de la ALDF y la Ley de la CDHDF”. De acuerdo con Fuentes Muñiz, los legisladores “nunca informaron el peso que le dieron a las distintas expresiones de apoyo que recibieron las y los candidatos ni qué personas u organizaciones lo hicieron”. Al recordar que presentó su postulación “bajo protesta” al advertir irregularidades, el consejero de la CDHD informó en un comunicado que el amparo está compuesto de 24 fojas, en las que se alegan como irregularidades “no transparentar los criterios con los que finalmente se determinó la elección de presidente de la CDHDF”. Inicialmente, argumentó, “se dio a conocer un procedimiento a seguir y, posteriormente, se dejó de considerarlo, como lo hicieron público los diputados de la ALDF, sin explicar las razones de su determinación, a pesar de que ya se habían hecho públicos los reclamos de intervención del Ejecutivo local en el proceso”.  

Comentarios