La PGJ-CDMX halla a estudiante de la UACM desaparecida; procurador informa a medios antes que a la familia

jueves, 25 de mayo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una vez más, el procurador general de Justicia capitalina, Rodolfo Ríos Garza, faltó a los protocolos de atención a víctimas al dar a conocer a los medios de comunicación antes que a la familia la aparición con vida de Belén Montserrat Cortés, la estudiante de la Universidad Autónoma de esta capital (UACM) que se encontraba desaparecida desde el pasado 29 de abril. Incluso, un día antes de dar con su paradero, una parte de la comunidad estudiantil, encabezada por el rector Hugo Aboites Aguilar, marchó hacia la sede de la PGJ-CDMX para exigir a las autoridades que se abocaran a la búsqueda de la joven de 19 años; además, se desató toda una campaña en las redes sociales sobre ese hecho. Renuente a dar la cara a los medios de comunicación, Ríos Garza convocó ahora a una conferencia de prensa para informar que Montserrat Cortés había sido localizada, que se encontraba bien y que en ningún momento fue víctima de algún delito. Por el contrario, aseguró que la joven “decidió ausentarse voluntariamente de su domicilio”. Es más, confió que de ello tenían conocimiento personas de su confianza. Hasta ahí. Esto último, sin embargo, fue desmentido por los familiares de la estudiante de la UACM. En entrevista con Apro, César Cortés, hermano de Belén, dijo que hasta este momento las autoridades capitalinas no les habían informado o llamado siquiera para avisarles que ya habían encontrado a su hermana. Más aún, comentó que ni la Procuraduría ni el Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA) quisieron atender sus llamadas. Hasta ahora, prosiguió, tampoco han tenido contacto con Belén Monserrat, cuyo WhatsApp se mantuvo activo a ratos durante su ausencia, y que se enteraron por los medios de comunicación y uacemitas de que su hermana había sido encontrada y que se hallaba en buen estado de salud. Ayer el rector de la UACM, autoridades administrativas y miembros de la comunidad universitaria, marcharon del plantel Centro Histórico a la Procuraduría capitalina para exigir la búsqueda de la joven. El funcionario universitario inscribió incluso la desaparición de Belén en el contexto del clima de violencia contra las mujeres que priva en la capital, por lo que hizo un llamado a los directores de otras universidades públicas -entre ellos a la UNAM- a conformar un grupo de expertos en materia de violencia género. El lunes 15 también ofreció una conferencia de prensa para informar de la desaparición de la estudiante de Comunicación y Cultura en el plantel San Lorenzo Tezonco. Leticia Santiago de Cortés, la madre, denunció la desaparición el 6 de mayo. Desde entonces familiares, en compañía de autoridades de la UACM, iniciaron una serie de acciones para encontrarla. Aparición no fue espontánea: Aboites Luego que la Procuraduría anunció la aparición de la joven, Aboites Aguilar emitió un pronunciamiento a la comunidad universitaria: “Tenemos finalmente confirmación oficial que el día de hoy la compañera Belén Montserrat Cortés Santiago se presentó ante el Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA), para informar dónde está, con quiénes, y como adulta que es ejerciendo su derecho a determinar su propia vida, por peligrosa que pueda ser su situación”. Sin revelar detalles de los argumentos que dio la alumna, el rector de la UACM aseguró que todos los estudiantes mayores de 18 años “tienen ese derecho”. No obstante, argumentó que “a sí mismas o sí mismos, a sus familias y a todos los que tenemos la responsabilidad de velar por su bienestar, moralmente nos deben el ejercer la precaución necesaria para no caer en situaciones de riesgo”. Para ello, agregó, es importante tener una “red de apoyo, amistades entre estudiantes, profesores y trabajadores e informar constantemente de su paradero” pues, dijo “vivimos en una ciudad y en tiempos muy difíciles para los jóvenes”. El rector de la UACM consideró que la aparición de Belén Montserrat no fue espontánea. Y aseguró: “es obvio que ella no podía o no tenía intención de dar a conocer su paradero; después de casi un mes, eso es evidente”. Luego, explicó que fue debido a la presión de la comunidad, de la búsqueda y de las actividades de difusión, marcha y otras acciones que ella “pudo tener el espacio de libertad interior o exterior para reportar su paradero. Ahora que se sabe es evidente que está mucho más segura”. El funcionario reiteró que se logró que saber “no sólo que se supiera que está bien, sino además, que esté mucho más protegida”. Hugo Aboites añadió que el apoyo de la UACM para que la joven reciba ayuda y la invitó a “continuar su carrera, reintegrarse a la vida comunitaria, reencontrarse con sus amigos y hacer muchos más que ahora la conocen y que la respetan”. Entonces, le expresó respeto “por dar el paso valiente a decir ‘aquí estoy’, y hacerlo ante una ciudad que sabía, y en muchos casos estaba pendiente, de su suerte”. A la comunidad uacemita, el rector agradeció la movilización, así como el apoyo de organizaciones sociales, de las autoridades capitalinas, ciudadanos, así como de los medios de comunicación que difundieron el caso.