Línea 12

Colapso en la Línea 12, por "errores en su construcción": Fiscalía

La Fiscalía de la CDMX determinó que el colapso de la Línea 12 del Metro se debió a "errores en su construcción", por lo que ya identificaron a personas físicas y morales que serán imputadas.
jueves, 14 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México determinó que el colapso de una trabe metálica del tramo elevado de la Línea 12 del Metro, el pasado 3 de mayo, que dejó 26 personas sin vida y 98 lesionados, “fue fundamentalmente originado por los errores en su construcción”.

En un video mensaje a medios, en el que no se permitieron preguntas de la prensa, la fiscal Ernestina Godoy aseguró que la FGJ “cuenta con los elementos para imputar a una serie de personas morales y físicas que tuvieron bajo su cargo asegurar que las causas del colapso no se presentaran”.

Luego anunció que “en unas horas” solicitaría audiencias ante el Poder Judicial para presentar las imputaciones penales por los delitos de homicidio, lesiones y daño a la propiedad a los presuntos responsables. A partir de ello, el juez los notificará y citará para dar inicio a su proceso penal.

Godoy Ramos destacó que la Fiscalía local ha impulsado que el caso penal contra personas morales ---es decir contra empresas-- sea con un acuerdo reparatorio bajo la primicia de que “la justicia alternativa puede ofrecer mejores opciones para acelerar la reparación integral de las víctimas”, además de que no implica largos procesos judiciales.

Sin mencionar nombres, añadió que “algunas” de las personas morales que participaron en la construcción de la Línea 12 “han mostrado desde el primer momento su interés en participar en la mitigación y reparación de los efectos del colapso acorde con la nueva normatividad del reglamento de construcciones de la CDMX”.

De acuerdo con declaraciones públicas, una de estas empresas es Carso, propiedad del magnate Carlos Slim Helú.

La fiscal agregó que las personas morales “han manifestado su deseo de responder a la convocatoria de esta Fiscalía y de la CEAVI (Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de la Ciudad de México) para aportar recursos a un fondo que garantice la reparación integral del daño para los familiares de los fallecidos y los lesionados”.

El peritaje

Ernestina Godoy defendió que el peritaje y la indagatoria que realizó durante cinco meses “es una investigación científica, profunda, seria, realizada por expertos, ampliamente documentada, transparente y veraz”, y que con ella se logró esclarecer las causas, deslindar responsabilidades y establecer las bases para la reparación del daño a las víctimas.

De igual manera, aseguró que todas las víctimas e imputados tendrán acceso completo a toda la información de la carpeta de investigación, pero “en el momento en que presentemos la investigación ante el juez para solicitar el inicio de procesos penales”.

Y aclaró que el peritaje presentado es independiente del análisis que realiza la empresa DNV México. Aunque los resultados del Dictamen Final de ésta y los de la Fiscalía coinciden en el hecho de que la causa del colapso fue por fallas en la construcción, así como en la colocación de pernos y deficiencias en las soldaduras.

En el video mensaje, el vocero de la FGJ, Ulises Lara, presentó las principales conclusiones del peritaje, del que aseguró que “si bien la falla que se registró el 3 de mayo de 2021 fue súbita y el diseño presenta deficiencias que ponían en duda la estabilidad a largo plazo, el colapso fue fundamentalmente originado por los errores en su construcción, mismos que contribuyeron a acelerar de manera notable la cinemática del colapso”.

Detalló que el colapso de la trabe fue a las 22:11 del 3 de mayo, “de manera abrupta”, en 1.9 segundos, y “no se observaron perturbaciones previas en el puente ni se reportó ningún evento por parte del conductor del convoy”.

El funcionario informó que en el peritaje se detectaron “deficiencias” en la construcción, como pernos de cortante “mal colocados”, con instalación deficiente y patrones irregulares en la ubicación; o bien, falta de estos materiales o colocados en posición inadecuada.

También hallaron “deficiencias importantes en las soldaduras”, así como en el diseño de la Línea 12, en particular algunas prácticas prohibidas en los reglamentos para el diseño de puentes que ocasionan el fenómeno denominado “fatiga por distorsión”.

Las conclusiones

El vocero de la FGJ local, Ulises Lara, enumeró cinco conclusiones principales:

  • a) Instalación insuficiente e inadecuada de pernos de cortante.
  • b) Diseño inadecuado de la conexión inferior de piezas que originaron la creación de agrietamientos que corresponden con el fenómeno de fatiga por distorsión.
  • c) Desgarres entre las partes de la trabe, principalmente por la mala calidad de soldaduras y los sobre esfuerzos inducidos en esta zona.
  • d) Falla por pandeo en las vigas al desgarrarse las soldaduras
  • e) Ningún manual de inspección y mantenimiento podría incluir deficiencias que de origen están en el diseño.

Por último, el funcionario enfatizó: “El error grave de construcción referente a la carencia, mala ubicación y mala soldadura de los pernos de cortante, por las mismas razones no pudieron haber sido detectadas en inspecciones, en tanto que no son visibles por encontrarse dentro en la estructura”.

 

Comentarios